José Ignacio Goirigolzarri. EFE

Goirigolzarri (Bankia) sin temor a Podemos: se ve en el banco en 2021

stop

El presidente de Bankia descarta las fusiones y reitera su compromiso con la generación de 2.500 millones en dividendos

Madrid, 28 de enero de 2020 (12:54 CET)

José Ignacio Goirigolzarri no se ve fuera de Bankia de aquí a doce meses. El presidente del banco, a pesar de que ha sido criticado en numerosas ocasiones por el ahora socio del PSOE en el gobierno, no duda de su permanencia en la entidad. "Espero estar aquí presentando los resultados el año que viene ante ustedes", señaló durante la presentación a prensa de las cifras de 2019.

El primer ejecutivo de Bankia destacó que su relación con todos los ministros de Economía había sido excelente, incluyendo a Nadia Calviño, y quiso quitar hierro a la tensión que ha existido en algunos momentos entre el banco y la formación de Pablo Iglesias. "No tenemos que suavizar nada con Podemos", señaló y adelantó que todavía no se ha entrevistado con los miembros de este partido que forman parte del Gobierno, pero señaló que lo normal es que coincidan en el futuro cercano.

Respecto a las fusiones, Goirigolzarri mantuvo el mismo discurso que en otras ocasiones y señaló que dentro de su plan estratégico, que estará en vigor hasta finales de 2020, no contemplan "cambiar el perímetro". El banco lleva meses envuelto en rumores sobre una posible integración, y le vinculan tanto con Banco Sabadell, como con el BBVA.

A pesar de la caída del beneficio del 23%, Goirigolzarri reiteró el compromiso del banco con el reparto de 2.500 millones en dividendos. En este sentido, el banco confía en ser capaz todavía de generar el suficiente capital para alcanzar este compromiso -que se prometió con una previsión de beneficio de 1.300 millones para 2020-.

De cara a este ejercicio, la entidad no ha querido adelantar ningún objetivo de beneficio neto, solamente que espera que lo denomina beneficio core (margen de intereses + comisiones (-) gastos de administración (-) amortizaciones) se mantenga a niveles similares que en 2019, en los 1.287 millones. La cifra de beneficio neto, no obstante, debería ser mejor, teniendo en cuenta que el banco calcula que las provisiones extraordinarias realizadas para dar salida a la cartera de activos improductivos ha conllevado provisiones extraordinarias por 150 millones que no se deberían repetir en 2020.

Bankia eleva el porcentaje de reparto de dividendo

La entidad ha aprobado el reparto de más de 700 millones en dividendos con cargo a los resultados de 2018 y 2019 y, además, al cierre del año pasado acumulaba un exceso de capital de 795 millones, sobre el mínimo comprometido del 12% de la ratio de capital de máxima calidad (lo que se conoce como CET 1 Fully Loaded).

De hecho, el banco ha elevado el porcentaje de beneficios que destina a dividendos (pay out) hasta el 65% para mantener el importe del dividendo de 2018, a pesar de los menores resultados, elevando por encima del 6% la rentabilidad por dividendo ordinaria.

Bankia, como ya ha reconocido en otras ocasiones, está pendiente de cómo se pronuncie Europa al respecto del IRPH en los próximos meses. "Nuestra estimación de generación de 2.500 millones no tiene en cuenta ningún impacto extraordinario negativo", reconoció. El banco cuenta con una cartera hipotecaria referenciada al IRPH por unos 1.600 millones de euros.

No obstante, José Sevilla, consejero delegado de la entidad, se mostró confiado de que la resolución fuera favorable para la entidad, teniendo en cuenta que el dictamen del abogado general, que ha servido de base para la demanda a Europa, reconoce que la venta de la hipoteca, que era de Bankia, estaba bien realizada.

Hemeroteca

Bankia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad