Ibercaja abandona a Liberbank y Caja3 a su suerte

stop

Los ‘stress test’ afloraron necesidades de capital en Liberbank cinco veces superiores a las de Ibercaja

09 de octubre de 2012 (21:15 CET)

Ibercaja abandona la fusión con Liberbank y Caja3 “al incumplirse los términos iniciales” de la alianza, según ha comunicado la entidad aragonesa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Sin embargo, las necesidades de capital del banco liderado por Cajastur quintuplican las de la institución zaragozana. Esta proporción fue revelada por los exámenes de Oliver Wyman. El presidente de Ibercaja, Amado Franco, tomó la nueva realidad como argumento para negociar una mayor presencia en la entidad resultante (inicialmente asumía el 46,5%), a la que el presidente de Liberbank, Manuel Menéndez (quería tomar el 45,5%), se ha negado.

Liberbank, más cerca del Frob

Franco, por lo tanto, ha decidido abandonar la concentración dos semanas después de que se publicaran los resultados de las pruebas de solvencia (stress test). El examen reveló que Liberbank necesita 1.198 millones de euros frente a los 226 millones de Ibercaja. Caja3, la víctima colateral del nuevo escenario, necesita 779 millones. En el grupo resultante iba a controlar el 8% del capital.

Mientras que Ibercaja puede evitar el escenario de una intervención del Banco de España, la ruptura empuja al precipicio a Liberbank, formado por Cajastur, Caja Castilla-La Mancha, Extremadura y Cantabria. Este banco, como Caja3, deberá buscar un nuevo aliado o recurrir al fondo de rescate Frob para recapitalizarse, opción más probable según diversas fuentes financieras.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad