ING Direct España gana un 20% menos, pese a un repunte final en 2008

stop

El grupo holandés perdió 729 milions d'euros

Sin título

18 de febrero de 2009 (12:26 CET)

ING Direct España logró un beneficio antes de impuestos en el ejercicio 2008 de 44 millones de euros, lo que supone una caída del 20% respecto al resultado bruto de 55 millones de euros que registró en 2007, informó hoy la entidad.

Pese a ello, el banco destacó el buen comportamiento del último trimestre del año, que reportó un beneficio de 20 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 53,8% respecto al alcanzado entre octubre y diciembre del año anterior, que fue de 13 millones.

Los fondos totales gestionados por la entidad ascendieron a 21.700 millones de euros, lo que supone un incremento aproximado del 2% durante el año.

La entidad 'online' subrayó el "excelente resultado comercial del banco", especialmente reflejado en el crecimiento de la cuenta 'Nómina', que a 31 de diciembre contaba con 413.000 clientes ( 109.000), un incremento del 36% respecto al año anterior. De esta forma, uno de cada cuatro clientes de la entidad tiene a ING Direct como banco de referencia.

Los créditos con garantía hipotecaria crecieron un 18,5%, hasta los 7.700 millones de euros. El banco por Internet dijo que se trata de una cartera "muy saneada" ya que la entidad cuenta con una tasa de morosidad de tan solo el 0,2%, frente al 3,29% de la media del mercado, según datos del Banco de España a diciembre de 2008.

A 31 de diciembre de 2008, el número de clientes de ING Direct en España era de 1.836.000, lo que supone 212.000 nuevos clientes durante 2008 ( 13,1%).

Datos globales

Menos positivos resultaron fueron los resultados globales para el grupo bancario y de seguros holandés puesto que las pérdidas netas ascendieron hasta los 729 millones de euros durante el ejercicio 2008, mientras que el año anterior el beneficio neto fue de 9.241 millones de euros.

Los resultados definitivos de ING no sorprenden en el mundo financiero porque la entidad ya avanzó el pasado enero, y basándose en cifras sin auditar, que cerraría el ejercicio con pérdidas millonarias.

La entidad resaltó que el último trimestre de 2008, con una pérdida neta de 3.101 millones de euros, fue "el peor de los últimos cincuenta años", según un comunicado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad