Mapfre ha anunciado uno inversión de 35 millones para modernizar su torre de oficinas. / ED-Archivo

Cataluña lidera el nuevo boom inmobiliario

stop

La inversión en inmuebles se duplica en el primer trimestre en Cataluña, hasta los 573 millones, y en oficinas se multiplica por seis

Xavier Alegret

Mapfre ha anunciado uno inversión de 35 millones para modernizar su torre de oficinas. / ED-Archivo

Barcelona, 05 de abril de 2017 (12:00 CET)

El sector inmobiliario vive una nueva fiebre de oro. Si antes de la crisis era la promoción de viviendas, ahora es la inversión, especialmente en oficinas. Los buenos edificios van buscados, lo que ha incrementado las rentas y ha levantado un interés voraz de los fondos e inversores de todo tipo, entre los que destacan los internacionales.

Esta tendencia se plasmó en los últimos dos años, con grandes crecimientos, y 2017 va por el camino de romper récords. En el primer trimestre, la inversión inmobiliaria en España se disparó un 50%, hasta los 3.417 millones de euros, según los datos de la consultora CBRE a los que ha tenido acceso Economía Digital. El 70% de la inversión se produjo en las áreas de Madrid y Barcelona, y con la capital catalana ganando protagonismo.

Boom en Barcelona: duplica la inversión inmobiliaria gracias a las grandes operaciones de Merlin

Cataluña lideró el boom de inversión inmobiliaria en España, duplicando las cifras del primer trimestre del año pasado. En concreto, Barcelona y el resto de Cataluña recibieron inversiones por valor de 573 millones de euros, un 138% más que los 241 millones de un año antes. Su peso respecto al total de inversiones en España pasó del 11% al 17%, según CBRE.

Buena parte de este incremento se produjo en el segmento de oficinas, que multiplicó por seis la inversión de los tres primeros meses de 2016. El parque de oficinas barcelonés recibió 323 millones entre enero y marzo de 2017, por 57 millones del mismo periodo del año pasado.

Pese que a nivel nacional, la mayoría del dinero que se invierte en ladrillo proviene del extranjero, en Cataluña el protagonismo fue nacional. La mitad del espectacular boom de la inversión en oficinas se explica por la compra de la Torre Agbar de Barcelona por parte de Merlin, por unos 145 millones de euros. Esta socimi española fue la gran protagonista, con la compra del portfolio logístico de Saba, la mayoría del cual se encontraba en Cataluña, por una cifra similar.

Precios al alza: la inversión en oficinas se multiplica por seis con las rentas subiendo un 15%

Hay otras grandes operaciones que explican el buen primer trimestre de la capital catalana. Como adelantó Economía Digital, Hines compró la antigua sede de Banco Popular por unos 90 millones, y Colonial adquirió la sede de Bertelsmann por 40 millones. La inmobiliaria presidida por Juan José Brugera planea invertir unos 500 millones al año, parte importante en Barcelona. Mapfre también ha anunciado una inversión de 25 millones para modernizar su emblemática torre de oficinas frente al mar.

Este interés de los inversores por poner su dinero en la capital catalana  “se debe al incremento previsto de las rentas en las mejores localizaciones, que podría situarse por encima del 15% en 2017”, explicó Anna Esteban, directora de CBRE Barcelona.

Pese a que está creciendo, la oferta de oficinas premium no es muy alta, mientras que la demanda es claramente ascendente. Por ello, las oficinas de calidad en el centro de la ciudad y en zonas emergentes, como la Plaza Europa de l’Hospitalet o el 22@, donde son más modernas, van muy buscadas.

Los fondos estadounidenses lideran la inversión en España

A nivel español, la inversión de más de 3.400 millones en el primer trimestre superó en un 50% la cifra del año pasado y supuso el mejor dato de la última década, superando incluso el de 2008, justo antes de la crisis. El 70% de la inversión tiene origen extranjero, y un tercio estadounidense, con fondos muy activos como Green Oak, Hines o el fondo de la propia CBRE.

En el caso de los datos para toda España, el sector retail superó a las oficinas, gracias a cuatro grandes operaciones de más de 100 millones. La más destacada fue la compra del centro comercial Xanadú de Madrid por parte del fondo británico Intu por más de 500 millones de euros.

Tras las inversiones en retail (1.365 millones de euros) se situaron las oficinas (646 millones, la mitad en Cataluña), el sector residencial (457 millones) y el logístico (241 millones).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad