En la imagen, las dos torres de La Caixa, en la Diagonal de Barcelona. Foto: ED/Archivo

La banca aleja una subida de las hipotecas

stop

La decisión del Supremo deja sin justificación el endurecimiento de los créditos para compensar el pago del impuesto con carácter retroactivo

Barcelona, 07 de noviembre de 2018 (04:55 CET)

La decisión definitiva del Supremo no solo ha cerrado el debate sobre quién debe pagar el impuesto de las hipotecas, sino que también ha frenado el endurecimiento de los créditos que la banca preparaba si se veía obligada a hacer frente al pago del impuesto con carácter retroactivo. La medida, aunque nunca llegó a ser oficial, estaba sobre la mesa.

Así lo evidenciaron las seis grandes entidades bancarias cotizadas en el IBEX. Trasladaron su malestar durante las respectivas presentaciones de resultados trimestrales, que coincidieron en el mes de octubre con los vaivenes del Supremo.

Los primeros espadas de la gran banca consideraban que no había ninguna justificación legal para que se les reclamara el impuesto con retroactividad. “No se puede devolver algo que no se ha cobrado”, señaló José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander.

En el mismo sentido se pronunció Carlos Torres, consejero delegado de BBVA: “No se puede aplicar un cambio a hechos pasados”. Torres, que explicó que la entidad “viene aplicando el reglamento vigente desde hace más de 20 años”, reconoció que, “en la medida que eso cambie, nos adaptaremos”.

Los grandes espadas de la banca defendieron su papel antes de que el Supremo fijara su resolución final sobre las hipotecas

No obstante, fue claro al expresar su contrariedad: “Lo que no se puede hacer es aplicar un cambio a hechos pasados” porque, según explicó, “en eso consiste la seguridad jurídica y en eso se fundamenta nuestro estado de derecho, que es una garantía para todos, para los ciudadanos y también para las empresas”.

Desde Banc Sabadell, su consejero delegado, Jaime Guardiola, afirmó que la medida carecía de “sentido”, y su presidente, Josep Oliu, manifestó que la decisión del Tribunal Supremo de que fueran los bancos quienes pagaran el impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD) era un asunto “especialmente grave”.

Caixabank, por su parte, explicó que no tenía sentido "penalizar a las entidades por haber cumplido una norma". De hecho, "no fueron (los bancos) quienes ingresaron el impuesto, sino las administraciones tributarias", puntualizó su consejero delegado, Gonzalo Gortázar. El mismo directivo explicó que, como las actuaciones del banco fueron "correctas", no realizaron "provisión alguna" de fondos para hacer frente a las posibles consecuencias. "No pensamos que tengamos que tener un perjuicio económico por este tema", insistió.

Tres bancos se adelantaron y subieron las hipotecas  

En este contexto, dos entidades, Caixabank e Ibercaja, cumplieron con sus advertencias y se pusieron la venda antes de la herida. El Economista adelantó que desde el 26 de octubre, el banco catalán, que solo promociona los préstamos a tipos fijos, realizó un aumento de 0,4 puntos porcentuales, mientras que en Ibercaja, tanto en variables como en la mayor parte de las estables, llevó a cabo un incremento 0,15 puntos porcentuales. 

En resumen, Caixabank incrementó las tasas hasta un mínimo del 2,05% para los plazos de vencimiento más cortos (20 años) y la entidad aragonesa elevó el diferencial sobre el euríbor a un mínimo del 1,1% en las variables. Respecto a las fijas, el incremento fue del 2,05%.

A la política de ambos bancos se unió Bankinter, que incrementó en 0,15 puntos el interés de todos los tramos de las hipotecas a tipo fijo de su marca principal, así como de su filial online, Coinc, excepto a 20 años, donde la subida fue de 0,21 puntos.

Queda por saber cómo reaccionarán las entidades en los próximos días ante la resolución que se conoció ayer, martes. De momento, las tres patronales del sector, AEBCeca y Unacc, salieron al paso a las pocas horas de conocerse la resolución. En un comunicado conjunto afirmaron que "la decisión adoptada por el Tribunal Supremo preserva la seguridad jurídica necesaria para el buen funcionamiento del mercado".

En el mismo texto, las tres patronales, la de los bancos, la de las cajas y la de las rurales, defendieron que el alto tribunal "ha confirmado que, como venía ocurriendo hasta ahora y de acuerdo con la normativa vigente durante más de 20 años, el sujeto pasivo del impuesto en la constitución de hipotecas es el prestatario". Esta decisión, añadieron, "está en línea con el marco jurídico de los países de nuestro entorno".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad