La banca liga por primera vez salario a beneficio y cubrirá el agujero en pensiones

stop

CONVENIO SECTORIAL

Miguel Angel Fernández Ordóñez

22 de febrero de 2012 (20:14 CET)

En pleno vendaval de cambios en el sector, la patronal bancaria, la AEB, y los sindicatos han dado luz verde al convenio que regulará las relaciones laborales del sector entre 2011 y 2014. El preacuerdo alcanzado en la noche del martes gira sobre dos ejes: subidas salariales moderadas a partir de 2013 acompañadas por una nueva retribución variable vinculada a resultados, y la cobertura del agujero en los complementos de pensiones del personal que lleva cuarenta años trabajando.

Junto a ello, se cierra un compromiso tibio para intentar abordar los previsibles ajustes de plantilla que provocarán las fusiones de forma negociada y no traumática. El texto consensuado habla de favorecer las medidas de flexibilidad interna e intentar evitar o paliar, en la medida de lo posible, la aplicación de medidas traumáticas.

Se trata de un convenio estatal y a la hora de redactarlo las partes tendrán bastante cuidado para intentar que encaje con la nueva reforma laboral. Esta norma da prevalencia a los convenios de empresa en detrimento de los de rango geográfico más amplio. Su entrada en vigor acaba de abortar el recién nacido convenio de la construcción, también de ámbito estatal. El ministerio de Empleo ha tomado esta decisión por considerar que no respeta el citado decreto.

En materia retributiva habrá congelación en 2011 y 2012. En 2013 se pacta un incremento salarial del 1,25% y en 2014 del 1,50 %. En el horizonte de ese último año se estipula ya un primer incremento adicional del 0,25% condicionado a que el resultado de la actividad de explotación (RAE) del sector en 2014 supere el de 2010. Este cuarto de punto consolidará en las tablas salariales. El mecanismo es nuevo en el sector. Hasta ahora se habían estipulado subidas referenciadas a la inflación complementadas con una paga de participación en beneficios.

Asimismo, durante los ejercicios 2012, 2013 y 2014 habrá un incremento de retribución adicional no consolidable en tablas salariales condicionado a ese ratio de explotación que oscila entre el 0,5% y el 1,25% anual. El suelo de esa horquilla se alcanzará cuando el RAE supere en el 5% al del año 2010 y el techo, cuando lo bata en el 30%, según fuentes de UGT.

Las nuevas pensiones de empresa


El acuerdo permite afrontar los compromisos pendientes para cubrir los planes de pensiones del personal que lleva cuarenta años de servicio, el cual a partir de enero puede jubilarse a los 63 años. Este nuevo derecho no estaba dotado por las entidades y suponía un agujero de unos 1.000 millones. La solución encontrada garantiza la cobertura de esos complementos de pensiones por los bancos con una pequeña reducción en las prestaciones aseguradas.

En concreto, los trabajadores afectados percibirán el 90% de la prestación a que tenían derecho si se jubilan con 63 años, el 95% si lo hacen con 64 años y el 100% si se retiran con 63 o más pero de mutuo acuerdo con la empresa. Si se deja de trabajar con 66 o más, recibirán también el 100% de su plan de empresa.

El preacuerdo sienta las bases para que todos los trabajadores con dos años de antigüedad cuenten con un plan de jubilación de empresa, que deberá estar dotado en 2014 con un mínimo de 300 euros anuales.

Se regulan también distintos aspectos relacionados con la jornada laboral, los derechos de las parejas de hecho, vacaciones y elecciones sindicales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad