Una fábrica de calzado.

La brusca caída del consumo señala el inicio de una nueva crisis

stop

La caída en alimentación y ropa, peor que la esperada a principios de año, enciende las alertas por el temor a una nueva recesión

Madrid, 26 de diciembre de 2018 (04:55 CET)

Los últimos datos de ventas en el sector de alimentación, bebidas y vestido han disparado las alarmas entre los proveedores de los grandes supermercados y tiendas en España. Los objetivos de ventas trazados para 2018 han sido, en muchos casos, mucho peores de lo previsto. Entre los fabricantes y distribuidores ya se han encendido las alarmas. Una fuerte recesión o, incluso, una crisis podría estar en proceso de incubación. 

Los pronósticos de venta de 2018 ya preveían una disminución en el crecimiento económico en España y un frenazo en el consumo. Pero los resultados han empeorado las expectativas. La caída de ventas ha sido pronunciada, incluso, en varios sectores de la alimentación, menos expuesta a los ciclos económicos. 

La expansión del consumo no sólo se ha frenado, sino que ha comenzado a caer. Los pequeños y grandes proveedores comienzan a exteriorizar el miedo a la llegada de una posible crisis. “Todos los indicadores macroeconómicos señalan que a finales de 2019 o principios de 2020 podríamos sufrir una importante recisión o, incluso, una nueva crisis”, explica un gran fabricante de bebidas que ha solicitado mantener su nombre en el anonimato. 

La confianza del consumidor

El descenso de ventas ha sido confirmado este año con los informes estaciones de consumo, entre ellos, los de Nielsen y la patronal del sector Aecoc, que ha pronosticado una caída de ventas del 1% en alimentación a cierre de 2018. Se prevén mermas mayores para el próximo año. 

A pesar de que la disminución del 1% pudiese parecer un dato poco alarmante, en el sector ya se han encendido todas las alertas. La confianza del consumidor, que ha caído 12 puntos (el mayor descenso en los últimos dos años), augura la intención de frenar las compras el próximo año ante un panorama económico más incierto. 

El presidente de Aecoc, dejó claro en su última intervención pública de este año, que las perspectivas empresariales no son alentadoras de cara a 2019: un año en que se prevé el aumento de la presión fiscal y el aumento del salario mínimo también ensombrecen las perspectivas de la gran empresa de cara a 2019. 

Nubarrones para 2019 

Los tambores de la recesión han comenzado a sonar desde diferentes ámbitos. Uno de los grandes fondos de inversión del mundo, el estadounidense KKR, que intenta hacerse con el control de la española Telepizza, ha alertado de la posibilidad de que Estados Unidos entre en recesión en 2019.  

El propio Fondo Monetario Internacional (FMI) alertaba hace pocas semanas sobre las consecuencias de la ola proteccionista y el aumento de aranceles debido a la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Aunque la economía mundial crecerá en 2018, lanza un escenario mucho más negativo para 2019 lleno de sombras y llamamientos a la precaución por lo que pueda venir. 

Hemeroteca

Economía Española
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad