Los criterios socialmente responsables están cada vez más al día para el pequeño inversor | Pxhere

La doble ‘r’ para el pequeño inversor: rentabilidad y responsabilidad

stop

Según datos de Spainsif, la inversión sostenible en España alcanzó en 2017 los 185.000 millones de euros, un 10% más que en 2015

Barcelona, 25 de abril de 2019 (04:55 CET)

La rentabilidad ha dejado de ser la única variable a tener en cuenta a la hora de invertir. Cada vez más son los que acceden a sacar partido a sus ahorros sin renunciar a generar un retorno positivo a la sociedad mediante la inversión con criterios ISR -Inversión Socialmente Responsable-. 

Para dar a conocer con más detalle cómo invertir en base a criterios socialmente responsables, Inversión y ABC Empresa organizan el próximo martes 7 de mayo en la Bolsa de Madrid la jornada La nueva era de la inversión socialmente responsable, en la que numerosos expertos abordarán cómo los pequeños ahorradores pueden beneficiarse de invertir en activos socialmente responsables. Inscríbete, aquí

Pero, ¿es ya una realidad en España? Eso indican los números: los activos gestionados en base a criterios socialmente responsables pasaron de representar 80 millones de euros en 2002 a más de 185.000 al cierre de 2017, según datos de Spainsif.

Para los pequeños inversores, cruzar rentabilidad y responsabilidad es ya una realidad, especialmente en el sector medioambiental. No en vano, según datos de la agencia Moody’s, los emisores españoles colocaron el año pasado en España, sólo en bonos verdes – aquellos que dedican los recursos captados a proyectos mediambientales - , un importe de 5.053 millones de euros.  

La empresa española y el medioambiente

Las empresas españolas se han comprometido recientemente con un mercado – el de los bonos verdes - que se prevé que acapare en 2019 un volumen de negocio de casi 175.000 millones de euros a nivel global, lo que supone un crecimiento de un 20% en relación con el año anterior. 

De hecho, en España, el pasado 28 de enero, Telefónica anunció la primera emisión de deuda verde de su historia, colocando más de 1.000 millones en euros. Una semana más tarde, fue Iberdrola, pionera en bonos verdes en España, quien redobló su apuesta por este tipo de bonos: si en 2018 había emitido 700 millones, en febrero anunció la colocación de 800 millones de euros más en este tipo de bonos.

A la preocupación por el medioambiente de compañías españolas como NaturgyEnagás e Inditex, hay que sumarle la emisión de deuda verde por parte de  las entidades públicas. Si el Ayuntamiento de Barcelona fue pionero en 2017, la última incorporación del sector fue el Instituto Oficial de Crédito (ICO) quien anunció a principios de abril la emisión de bonos por valor de 500 millones de euros para financiar la transición ecológica.

‘La nueva era de la inversión socialmente responsable’

La radiografía sobre la inversión ISR en el mercado español y las mejores fórmulas para cruzar responsabilidad y rentabilidad se darán a conocer a fondo el próximo martes 7 de mayo en la Bolsa de Madrid.

De esta manera, Inversión reunirá a expertos del sector para desgranar las grandes tendencias del sector ISR y sus beneficios para el pequeño inversor. Los interesados en inscribirse pueden hacerlo gratis en esta página web.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad