La recuperación económica devuelve el tráfico a las carreteras

stop

SÍNTOMAS DE MEJORÍA DEL CONSUMO

Vista del peaje de la autopista AP-7

en Barcelona, 20 de diciembre de 2014 (13:52 CET)

La Dirección General de Tráfico (DGT) dio el viernes el pistoletazo de salida a la operación salida Navidad. Se espera una movilización de 17 millones de desplazamientos hasta el próximo 6 de enero. Es la previsión más alta desde 2008. Pero lejos de ser una excepción, es la nueva tendencia en las carreteras: una recuperación del tráfico que viene de la mano de una incipiente mejora de la economía.

Así lo confirman los datos que maneja el Servei Català de Trànsit, que informa a Economía Digital que desde finales de 2013 se ha venido observando un paulatino aumento en la intensidad diaria del tráfico en la red viaria con especial incidencia en la de Barcelona y su área metropolitana. Un hecho que se atribuye "al incremento de la actividad económica" en Cataluña.

Una media de 16.400 vehículos diarios


Esta lenta recuperación también se deja notar en el conjunto de las carreteras nacionales. Según datos del Ministerio de Fomento, las autopistas de peaje de la red estatal cerrarán 2014 con el primer aumento de la circulación de los últimos ocho años, desde que empezó la crisis. Hasta 16.400 vehículos diarios, según las últimas estadísticas de noviembre, frente a los 15.932 de vehículos de media diaria de 2013 pero lejos de los 23.909 coches que circulaban en las vías de pago en 2006.

Este incremento del tráfico a nivel nacional es relativa, ya que el volumen continúa en niveles similares a los que se registraban a finales de la década de los noventa. Entonces, la red de peaje contaba con unos 1.700 kilómetros frente a los 2.560 kilómetros que suma actualmente.

Los hábitos de los españoles en la movilidad urbana


¿Y cuáles son los hábitos actuales de los conductores a nivel nacional y en las principales ciudades de España? El 17% de los ciudadanos utiliza el automóvil para desplazarse al centro de la ciudad. Una cifra que cae al 12% de los madrileños y que se eleva al 24% en el caso de los barceloneses. O dicho de otra forma, el 76% de los vecinos de Barcelona utiliza otros medios de transporte.

La mayoría se decantan por el metro (42%) antes que por el autobús (39%), la moto (5%) o el taxi (3%). Nada que ver con las respuestas recogidas a nivel nacional, donde la mayoría opta por el autobús (42%) para desplazarse al centro urbano, seguido del metro (26%) y el taxi o la moto (2%), según se desprende del primer informe elaborado por el Foro de Movilidad después de realizar 1.142 entrevistas telefónicas.

Otra de las grandes diferencias entre los conductores barceloneses con el conjunto de España es que el 59% estaría a favor de que se establezca un peaje disuasorio por entrar al núcleo urbano frente al 29% a nivel nacional. ¿Las ventajas? La descongestión y la socialización en el centro de la ciudad. Un cambio de mentalidad en la movilidad que más de la mitad de los españoles sabe que es inevitable.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad