El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. Foto: EFE/CM

La subida del salario mínimo costará 150.000 empleos

stop

El Banco de España avisa que la subida del 22% del salario mínimo que plantea el Gobierno atenta contra casi el 1% de los puestos de trabajo

Barcelona, 01 de noviembre de 2018 (10:06 CET)

La subida del 22,3% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que plantean el Gobierno de Pedro Sánchez y su socio Pablo Iglesias −con lo que quedaría en 900 euros mensuales en 14 pagas al año−, tendrá un precio muy alto. Para aplicar esta alza habrá que deshacerse de casi el 1% de los puestos de trabajo, advirtió el Banco de España.

El gobiernador de la entidad, Pablo Hernández de Cos, que ofreció su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados, presentó los cálculos preliminares. La subida "significativa" del 22% que se quiere aplicar costará un 0,8% del empleo; es decir, unos 150.000 de los 19,5 millones de puestos de trabajo ocupados en la actualidad.

"El incremento del salario mínimo en cuantías reducidas tiene poco efecto. Pero tenemos pocas experiencias de subidas altas. Ninguna de un 22%", explicó Hernández de Cos. "Los efectos podrían incluso no ser lineales. No vayamos a lograr lo contrario de lo que pretendíamos y reduzcamos el empleo de aquellos a los que se quería ayudar, los jóvenes", añadió.

Además de los jóvenes, las más afectadas también serían las personas de mayor edad con menor formación, justamente los que aún tienen una tasa de paro "muy elevada", comentó el gobernador del Banco de España.

El Banco de España advierte de los efectos del salario mínimo

La entidad recomienda que el nivel del salario mínimo y sus incrementos anuales se diseñen "teniendo en centa la productividad de los trabajadores afectados y su grado de empleabilidad si se quieren evitar efectos no deseados, en forma de pérdida de empleo y aumento de la desigualdad".

La cifra roja del 0,8% del empleo afectado se basa en los efectos observados por el Banco tras la subida del salario mínimo aprobada en los últimos dos años, del 8% en 2017 y del 4% en 2018. "Tiende a identificarse que el aumento del SMI tiene un efecto negativo, aunque limitado, sobre el empleo agregado en la economía", dijo Hernández.

Las previsiones del Banco de España casi multiplican por cuatro el saldo de trabajos afectados que había anunciado la Autoridad Fiscal, cuyo cálculo la semana pasada fue de unos 40.000 trabajos. La ministra de Economía, Nadia Calviño, defendió que las lecturas sobre estas subidas eran mixtas, sin resultados concluyentes.

Hernández de Cos llama a realizar de forma previa "consideraciones importantes de cara a calibrar la medida" y evaluar "de manera rigurosa" sus posibles efectos. "Con el objetivo final estamos ya de acuerdo; no vaya a ser que conseguimos lo contrario", advirtió.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad