Los beneficios de Nestlé bajan un 43% pero el dividendo crece un 14,3%

stop

Sin título

19 de febrero de 2010 (14:29 CET)

El grupo alimentario suizo Nestlé tuvo en 2009 un beneficio neto de 10.428 millones de francos suizos (7.116 millones de euros), lo que representa una caída del 42,2% respecto al año anterior, lastrado por la ausencia de elementos extraordinarios como la venta en 2008 del 24,8% que la compañía helvética controlaba en la sociedad farmaceutica Alcon, lo que reportó entonces un beneficio de 9.200 millones de francos (6.277 millones de euros).

La cifra de ventas de la mayor compañía mundial del sector alcanzó los 107.618 millones de francos (73.438 millones de euros), un 2,1% menos, afectada por el efecto del cambio de divisas y de las desinversiones.

"De cara a 2010, espero que nuestro negocio de alimentación y bebidas registrará un mayor crecimiento orgánico y un incremento de sus márgenes operativos a divisas constantes, lo que se refleja en nuestra propuesta para elevar el dividendo", dijo el consejero delegado de Nestlé, Paul Bulcke.

A este respecto, el consejo de administración de la multinacional helvética propondrá a la junta de accionistas de la compañía el reparto de un dividendo anual de 1,60 francos suizos por acción, lo que supone un aumento del 14,3% respecto al año anterior.

Asimismo, Nestlé informó de que a lo largo de 2009 recompró acciones de la compañía por valor de 7.000 millones de francos (4.776 millones de euros), lo que eleva a 20.100 millones de francos (13.713 millones de euros) el montante del programa de 25.000 millones de francos (17.055 millones de euros) cubierto hasta ahora por la compañía, que prevé adquirir el importe restante en 2010, tras lo que lanzará un nuevo programa de recompra de acciones propias por importe de 5.000 millones de francos suizos (3.411 millones de euros).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad