¿Quién miente sobre las inversiones extranjeras en Cataluña?

stop

Políticos y estadísticas

Xavier Alegret

Volkswagen invertirá 4.200 millones en España hasta 2019, la mayoría en la fábrica Seat de Martorell / EFE
Volkswagen invertirá 4.200 millones en España hasta 2019, la mayoría en la fábrica Seat de Martorell / EFE

en Barcelona, 12 de julio de 2015 (21:23 CET)

"Hay verdades, mentiras y estadísticas" es una de las numerosas frases célebres atribuidas a Winston Churchill. Lo que quizá no dijo es que también hay políticos, y partes interesadas, que a menudo utilizan las estadísticas a su favor para demostrar lo que le quieren. Pero lo sabía: "Sólo me fío de las estadísticas que yo mismo he manipulado", llegó a decir este político inglés clave en la primera mitad del siglo XX.

Por las estadísticas y los datos de inversiones extranjeras están a la greña el Gobierno español y la Generalitat de Cataluña. Los primeros, para demostrar que el proceso independentista ahuyenta a los inversores; los segundos, para explicar justamente lo contrario, que no afecta, y decir que las inversiones van viento en popa. ¿Quién miente?

Un descenso no reconocido en Cataluña

La mecha la encendió Jaime García-Legaz, secretario de Estado de Comercio, cuando presentó un informe según el cual las inversiones en Cataluña cayeron un 15,8% en 2014 y lo atribuyó al clima político. La Generalitat respondió, e insistió esta misma semana, que no reconoce los datos, que no se corresponden con la realidad, que la metodología es incorrecta y que hay otros organismos que muestran una mejoría en la inversión en Cataluña. Sin embargo, no aporta datos propios.

El principal desajuste de la estadística española de inversiones extranjeras, admitido por el ministerio de Economía, es el llamado efecto sede, es decir que cuando una compañía no especifica donde se realiza la inversión, se imputa a la comunidad autónoma donde se encuentra la sede central en España. Ésta suele ser la de Madrid, pero el ministerio sostiene que este efecto beneficia también a Cataluña. En cualquier caso, para el Gobierno el efecto no tiene un gran impacto en los datos.

Demasiadas operaciones sin concretar

Para la Generalitat, la realidad es bastante distinta: argumenta que el efecto sede es más importante de lo que se dice, porqué hay muchas inversiones sin concretar; que perjudica a Cataluña en favor de Madrid, y que la metodología tiene muchos más problemas: no incluye reinversiones con recursos generados en las filiales, o inversiones inferiores al 10% del capital.

Desde el departament de Empresa y Empleo de la Generalitat han explicado que hay muchas inversiones sin asignar territorialmente. Por ejemplo, en el tercer trimestre del 2014, éstas representaron el 35% del total. El efecto sede ha perjudicado a Cataluña en inversiones como las de HP en Sant Cugat, Unibail Rodamco en La Maquinista (Barcelona), Hankook en Tarragona, Galp Energía en Girona y Barloworld Logistics en Barcelona. La Generalitat denuncia que todas estas operaciones se han imputado a la Comunidad de Madrid en lugar de a Catalunya, territorio al cual ha beneficiado la inversión.

Una metodología coherente

La Cambra de Comerç de Barcelona, una de las instituciones que más seguimiento hace de los proyectos empresariales en Catalunya, no se moja ni a favor de unos ni de otros pero alaba, con matices, la metodología del Gobierno. "No es ningún invento extraño. Es válida porqué es coherente y se mantiene en el tiempo, con lo cual cuando comparas datos de distintos años ves una evolución bastante consistente", explica Joan Ramon Rovira, jefe de estudios de la Cambra.

Aun así, Rovira cree que se puede mejorar: "Si se comunica donde se hace la inversión, se imputa la territorio. Pero muchas veces no se comunica". En este sentido, apunta que la metodología de la Generalitat para registrar las inversiones, fijándose en estudios de terceros y en las noticias publicadas en la prensa, "es menos exhaustiva" porque no recoge todas las inversiones, pero "más transparente" porqué afina mejor el tipo de inversión y no tiene efecto sede.

Entre las regiones más dinámicas

Otros estudios, como los que elaboran el Financial Times o Ernst & Young, son más positivos con respecto a las inversiones recibidas en Cataluña. El European attractiveness survey 2015, elaborado por Ernst & Young, sitúa a Cataluña como la cuarta región europea más dinámica, sólo por detrás de las áreas de Londres y París y de Darmstadt (en Alemania, con Frankfurt como ciudad más importante). Los proyectos crecieron en 2014 un 27%, hasta los 108, según el mismo estudio. Sin embargo, Barcelona pierde atracción, según la opinión de los directivos, y solo el 6% (dos puntos menos que en 2013) de éstos la ve entre las ciudades más interesantes de Europa para invertir. Madrid está peor, con un 4%.

Para poder llegar a conclusiones correctas, Joan Ramon Rovira insta a mirar todas las estadísticas sin compararlas y fijarse en la evolución en el tiempo, ya que viendo sólo un año el análisis puede ser erróneo, ya que "es una estadística muy volátil por naturaleza, a veces pocas operaciones muy importantes distorsionan los datos". A pesar del descenso de inversiones que, según el ministerio, sufrió Catalunya en 2014, Rovira cree que "la tendencia es de ir creciendo".

No hay miedo al independentismo

Respecto al proceso independentista del Govern de la Generalitat, la Cambra de Barcelona cree que no afecta a las inversiones.  "Con la información que tenemos, no podemos decir que haya miedo. Pero esto puede variar". "Las inversiones que se hacen ahora fueron decididas hace dos o tres años", de manera que un efecto de la actual situación se vería en los próximos años. Aun así, Rovira es optimista: "El factor que más afecta a las inversiones es la demanda. Cuando la economía crece, el contexto político tiene que ser muy malo para que afecte".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad