Rato dice adiós a Bankia

stop

CRISIS FINANCIERA

Rodrigo Rato, expresidente de Bankia

07 de mayo de 2012 (14:54 CET)

“Para mí, ser Presidente de Bankia, BFA y Caja Madrid, durante estos dos años, ha sido un gran honor y me ha dado grandes satisfacciones personales y profesionales”. Con esa frase, Rodrigo Rato Figaredo se ha despedido hoy de los accionistas y clientes de Bankia, justo después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunciara un plan de recapitalización del banco por importe de unos 10.000 millones de euros.

El dinero público llega a la entidad financiera en forma de préstamo para salvarla de una situación insostenible en los mercados. Y la condición es cambiar a la cúpula dirigente del grupo para apaciguar parcialmente el impacto que esas ayudas tendrán en la opinión pública.

Evitar la intervención

Rato, que atesora un currículum repleto de las más altas funciones políticas en el ámbito económico, es la pieza sacrificada para que Bankia pueda subsistir y no sea intervenida por el Frob. Así lo han interpretado diferentes analistas que en los últimos días han especulado con la posibilidad de una intervención del Frob, al igual que ha sucedido contras cajas de ahorros como Catalunya Caixa, Unnim, CAM y Nova Caixa Galicia. Además, la entidad se estaba desplomando en la bolsa tras airearse los últimos detalles sobre su futuro.

El dimisionario ha permanecido en el cargo dos años y cuatro meses. Su sucesor será un viejo conocido del sector financiero español, José Ignacio Goirigolzarri, anterior consejero delegado del BBVA, banco que abandonó con una generosa pensión por sus desavenencias constantes con el presidente, Francisco González.

“Es el más adecuado”

Goirigolzarri (Goiri) ha sido consensuado entre Rato, el Banco de España y el Ministerio de Economía para desempeñar a partir de ahora las funciones ejecutivas. “Es la persona más adecuada para liderar este proyecto en estos momentos”, ha señalado Rato en un comunicado remitido a las 14:30 horas por los servicios de comunicación de Bankia.

Bankia es el resultado de la fusión de Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias, Caja Ávila, Caja Segovia, Caixa Laietana y Caja Rioja. De ahí nació el Banco Financiero y de Ahorro (BFA), que ha dado lugar a la actual Bankia después de su salida a bolsa en febrero de 2011.

Rato saca pecho

“Pese a las condiciones adversas del mercado y las dificultades añadidas de todo proceso de fusión –prosigue Rato en su despedida--, en 2011 Bankia conseguió unos beneficios de 309 millones de euros, además de haber adelantado más de 1.200 millones de euros de provisiones; Bankia ha reestructurado su red de oficinas con el cierre de 800 sucursales. Ha realizado un ajuste de plantilla equivalente al 25% de todo el sector financiero español”.

La salida de Rato de la institución financiera se ha producido unos días después de que la entidad presentase sus cuentas ante la CNMV sin los informes de auditoría preceptivos. En esas cuentas se conoció que el grupo acumula 31.799 millones de euros en activos tóxicos, procedentes en su mayoría del sector inmobiliario.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad