El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en plena gestión del estado de alarma por la crisis del coronavirus / Moncloa

Sánchez pide una última prórroga del estado de alarma pero por un mes

stop

Propondrá que las comunidades recuperen soberanía, pero se limitarán los movimientos. Illa asumirá todo el control en lo que quede de desescalada

Cristina Triana

Economía Digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en plena gestión del estado de alarma por la crisis del coronavirus / Moncloa

Madrid, 16 de mayo de 2020 (13:49 CET)

Pedro Sánchez pretende sacar adelante una nueva prórroga del estado de alarma, pero esta vez de un mes. El presidente del Gobierno ha anunciado que será la última prórroga y que será distinta, ya que las comunidades autonómas irán recuperando competencias. En este sentido, ha insistido que algunas autonomías podrían ir levantando el estado de alarma de forma progresiva. El Gobierno planea reducir el equipo de ministros -ahora son cuatro- que coordinarán el último -en principio- mes de desescalada, y lo pone todo en manos de Salvador Illa, ministro de Sanidad.

El presidente del Gobierno ha pedido calma para reactivar sectores clave, como el turismo, o el comercio y ha insistido en que es imprescindible mantener el estado de alarma, entre otras razones por la baja inmunidad que han detectado los servicios de prevalencia.

Son muchas las críticas -incluía Bruselas- que se ha manifestado a favor de la apertura de las fronteras y la reactivación económica. También ha adelantado que algunas comunidades autónomas, previsiblemente, no tendrán movilidad total el 30 de junio. También mantendrá la restricción de los derechos de reunión. 

Madrid y Barcelona, que todavía permanecen en el estadio cero de la desescalada, podrían ser algunas de ellas, aunque el presidente del Gobierno no se ha referido directamente a ellas cuando se ha referido al porcentaje de población que seguirá sin tener libertad de movimientos una vez llegado el 30 de junio.

Sánchez ha defendido la polémica decisión de aplicar una cuarentena a los visitantes extranjeros que vengan a España, a pesar de que este mismo sábado Italia ha anunciado que reabrirá sus fronteras para turistas europeos a partir del 3 de junio y sin necesidad de que se confinen.

El impuesto a los ricos se legislará y se pedirán fondos a Bruselas

Durante su ya tradicional comparecencia de los sábados desde que comenzara el estado de alarma, Sánchez ha defendido que la puesta en marcha de un impuesto para las rentas altas, como ha defendido en los últimos días Pablo Iglesias, forma parte de los acuerdos de legistura. Y ha añadido que se debatirá en el Congreso.

Respecto a las líneas ICO, ha adelantado que se activará un nuevo tramo en el Consejo de Ministros del próximo martes y ha instado a la banca a que sea ágil, a la hora de hacer llegar el dinero a las pymes y a los autónomos.

Sánchez no ve como un "rescate" recurrir a los fondos del MEDE, ya que no cuenta con medidas de control adicional, ni tampoco el uso de las líneas del SURE. De hecho, ha anticipado que de este segundo vehículo de financiación, se solicitará lo que corresponda.

Respecto a ayudas concretas a sectores, Sánchez ha señalado que estudia junto con otros países europeos medidas para el sector del motor, que está siendo muy golpeado por la crisis. No obstante, no ha señalado nada concreto respecto a Nissan, que casi con total seguridad cerrará su planta en Cataluña.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad