Altos Ibéricos de Torres, el medalla de oro de Rioja Masters

stop

La añada de 2012 de este vino consigue uno de los 10 premios en el certamen

Redacción

Altos Ibéricos se produce con uvas de la vid del Alto Otero, la finca de Bodegas Torres en el corazón de la Rioja
Altos Ibéricos se produce con uvas de la vid del Alto Otero, la finca de Bodegas Torres en el corazón de la Rioja

en Barcelona, 29 de enero de 2015 (13:52 CET)

Bodegas Torres ha conseguido la única medalla de oro que ha concedido el jurado del certamen Rioja Masters en la categoría de tempranillos. La añada de 2012 del Altos Ibéricos encabeza una lista de 25 vinos del mismo perfil, aunque el resultado final de su elaboración hace que supere a las otras propuestas de la DO Rioja.

El grupo familiar de Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona) indica que la crianza de 12 meses en barrica de roble y el envejecimiento largo en botella, consigue que Altos Ibéricos obtenga una calidad, elegancia y contemporanedad "excepcional". Justifica esta afirmación con el reconocimiento del concurso organizado por la publicación The Drinks Business, cuyo jurado sólo ha repartido 10 medallas en esta edición.

Elaboración en la Rioja alavesa


El vino se elabora con "uvas cuidadosamente seleccionadas en la bodega que la familia Torres tiene en el corazón de la Rioja alavesa", señala la bodega. La vid está situada en las afueras del histórico municipio de Labastida, a unos 1.270 metros de altitud, y ocupa unos 25.000 metros cuadrados.

La línea en la que se enmarca el vino premiado toma su nombre del paraje en el que se recogen las uvas: Alto Otero. Los bodegueros afirman que también querían evocar la cocina de la península ibérica, ya que las sensaciones del producto hacen que combine especialmente con las tapas, pinchos y jamón ibérico.

Nota técnica


Altos Ibéricos es de color cereza picota. En la nota técnica de cata, la compañía remarca que en nariz tiene un intenso aroma a flores blancas y frutos rojos, en equilibrio con los aromas especiados y torrefactos que ha aportado la permanencia en barrica de roble. "La entrada en boca es fresca y aterciopelada, con recorrido largo en el que se expresa la finura y suavidad de sus taninos".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad