Andic (Mango) y Folch Rusiñol (Titán) aparcan sus aviones privados en BCN

stop

10 de diciembre de 2012 (15:56 CET)

La terminal de aviación corporativa del aeropuerto de El Prat se ha consolidado en los últimos años como una de las más dinámicas de la Unión Europea. Con sus 42 plazas para aviones, esa infraestructura cuenta con aeronaves de las principales compañías que operan allí: CNAir, Gestair, Universal Jet, Bks, Corporate Jets, Bcn Jets y Executive Airlines.

Pero además de las compañías que están especializadas en la explotación de pequeños aviones y en el servicio de traslado urgente de vips y personalidades empresariales, algunas de las principales fortunas catalanas utilizan sus servicios para mantener siempre dispuestos sus aviones privados. Son pocos los catalanes que poseen ese privilegio. Pero tanto Isak Andic, propietario de la textil Mango, como Joaquim Folch Rusiñol, descendiente de la familia de banqueros y empresarios que posee la compañía de pinturas Titán, han decidido que en vez de utilizar los servicios de las compañías privadas de aviación corporativa, lo más cómodo es tener su propia aeronave a disposición. El acaudalado dueño de la empresa de moda opera su avión a través de la sociedad Punto Fa, que tanto le traslada en sus viajes privados como desplaza a directivos de Mango por el mundo.

Si no están viajando, sus aviones están siempre disponibles y en perfecto estado de mantenimiento en la exclusiva terminal del aeropuerto barcelonés de El Prat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad