Casa Santiveri volvió a los beneficios

08 de enero de 2015 (00:00 CET)

Las ventas de la veterana compañía Casa Santiveri subieron el pasado ejercicio el 3,8% y pasaron de 44,4 a 46,1 millones de euros. Se pone fin, así, a un quinquenio de retrocesos consecutivos en los que sus ingresos llegaron a contraerse casi una quinta parte. La exportación aporta el 24% de la facturación.

Santiveri alcanzó la cumbre en 2008, con 56,9 millones de giro y un excedente de 627.000 euros. La crisis provocó que sus ventas menguasen año tras año, hasta tocar fondo en 2013, en el que además el resultado arrojó una pérdida de 218.000 euros. El pasado ejercicio, la firma dio la vuelta a la situación y volvió a la senda de la rentabilidad, con un beneficio de 182.000 euros, que se aplicó por entero a enjugar saldos negativos anteriores. Desde 2010, la plantilla se ha recortado de 313 a 278 personas.

Santiveri se dedica a elaborar y comercializar productos dietéticos desde el siglo XIX. Siempre se ha mantenido en manos de la familia del fundador, Jaime Santiveri Piniés. Recientemente ha asumido la presidencia Jorge Torres Mon, quien ya había sido con anterioridad el cargo de director general de una de las filiales comerciales del grupo. Sustituye a Santiago Santiveri Margarit, personaje de recia personalidad que falleció el pasado verano a los 101 años de edad, pese a lo cual seguía acudiendo a diario a las oficinas de la entidad.

Casa Santiveri, con sede en Barcelona, posee sendas plantas industriales en la Zona Franca de Barcelona, en Puigvert (Lleida) y en Peñafiel (Valladolid).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad