Citrus, un local práctico

stop

Passeig de Gràcia, 44. 1º 93 487 23 45 www.angrup.com

04 de marzo de 2011 (14:16 CET)

Los cuatro elementos que definen al restaurante Citrus, y que responden de su éxito, son ubicación, precio, decoración y servicio. Su combinación permite una comida agradable, rápida si es necesario, barata y en la zona más comercial y mejor comunicada de la ciudad. El resultado permite vencer sin mayores problemas la dificultad evidente que supone para un restaurante no estar situado a pie de calle, sino en un primer piso.


En línea con el planteamiento que siempre ha hecho para sus proyectos Artemi Nolla, propietario de AN Grup, eligió el local donde hace años estuvo el mítico Hostal del Sol –paseo de Gracia con Consell de Cent- para instalar Citrus. Una buena parte de los clientes pueden disfrutar de las vistas al ajetreo de paseo de Gracia mientras comen. El establecimiento es muy grande; dispone de salones privados de diferentes tamaños, pensados para grupos a partir de diez personas. Todo bien decorado, con aire cosmopolita, como buena parte de la parroquia: desde grupos de señoras que se reúnen para pasar el rato, a reuniones de trabajo de los despachos de la zona, pasando por gentes venidas de fuera citadas por sus anfitriones en un lugar con los mejores accesos desde cualquier entrada a Barcelona.

La oferta gastronómica es agradable y está bien resuelta, sin complicaciones, aunque atractiva con toques autóctonos dentro del tono mediterráneo de toda la carta, y a precios muy asequibles. También dispone de una muy amplia oferta de vinos. La única pega del local es el cuarto elemento de la combinación que permite su éxito: cuando está más lleno el servicio puede fallar, sobre todo en el ritmo de la entrega de los platos. El talón de Aquiles de los establecimientos de gran capacidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad