Codorniu trata de llegar al público joven con un 'frizzante'

stop

NUEVA MARCA DE LA FIRMA CATALANA

Presentación de CodorNew, la nueva marca de la empresa de cavas y vinos

en Barcelona, 07 de mayo de 2015 (15:31 CET)

Codorníu quiere conquistar, desde ya mismo, al público más joven. Con ese objetivo acaba de lanzar una nueva marca, CodorNew, que da un giro moderno y arriesgado a la imagen de la exitosa casa de cavas. La avanzadilla de este novedoso sello es el Frizz 5.5, un frizzante de baja graduación alcohólica (5,5%) y aromas florales, que presenta bajo dos versiones monovarietales: verdejo y albariño. El precio recomendado para los distribuidores es de 7,50€.

Durante la presentación de la marca, el equipo de Codorníu ha dejado claro que quieren conquistar a la nueva generación de amantes del vino. En la actualidad, la población entre 25 y 40 años consume en torno al 30% del vino en el mercado (y se espera que este porcentaje ascienda hasta el 50% en los próximos años). En este sentido, la intención de la firma es captar "al consumidor de hoy para hacerse, también, con el consumidor de mañana".

Objetivos ambiciosos

Víctor Sánchez, responsable de comunicación del grupo, ha asegurado que "existen pocas propuestas en el mercado para este consumidor". De ahí la iniciativa rompedora de CodorNew, cuya imagen de marca también supone una novedad, tanto en el diseño de la botella como en los colores utilizados.

La intención de la firma es que esta marca "llegue a representar el 25% del mercado total de vinos y cavas de la compañía", en un periodo aproximado de 5 años. Para ello su intención es lanzar anualmente al menos una nueva bebida bajo el sello recién presentado. Aunque por el momento el Frizz 5.5 se comercializará sólo en España, el objetivo es llegar, de manera paulatina, a algunos de los mercados internacionales en los que el grupo tiene presencia ("Gran Bretaña, Bélgica o Estados Unidos", entre otros).

Elaboración singular

Según explican desde Codorníu, la singularidad de este nuevo producto se percibe desde su origen. El Frizz 5.5 se obtiene a partir de vinos que han fermentado en su totalidad, mediante un proceso de desalcoholización que permite bajar la graduación manteniendo íntegras las propiedades del espirituoso. A continuación, se realiza una segunda fermentación antes de embotellar que origina de forma natural unas finas burbujas. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad