El 53 salón del mueble se clausura en Milán

stop

España ha sido el segundo país, después de Italia, en número de empresas que han participado en la feria

El mueble 'Shanty'  y la silla 'On chair'

18 de abril de 2014 (16:39 CET)

La pasada semana tuvo lugar la manifestación más importante en el sector del diseño de mobiliario que acontece anualmente en el mundo: el Salone del Mobile de Milán, que este año celebró su 53 edición con un éxito rotundo: 357.212 visitantes llegados de 160 países distintos, 1.800 expositores, 700 eventos fuorisalone y un impacto económico de aproximadamente 250 millones para la ciudad. Todo en una semana de locura, la semana del diseño en Milán.

La feria y también la ciudad acaparan durante estos días las miradas de todo el planeta, convirtiéndose en el principal escaparate de las tendencias del mercado mobiliario. Un punto de encuentro ineludible para la flor y nata del sector, profesionales del diseño, el interiorismo y la arquitectura, que acuden para conocer sobre el terreno y en primicia los productos de la próxima temporada.

El Xai daliniano despierta interés entre los compradores asiáticos

España ha sido este año el segundo país más representado en la feria después de Italia y, también, el segundo en cuanto a superficie expositiva: (6.118 metros cuadrados, superando la cifra de 5.377 metros cuadrados de la edición 2013).



Estos datos reflejan el esfuerzo realizado por las empresas españolas para estar presentes en la plataforma de Milán. La crisis lleva siete años pegando fuerte en el consumo interior del mueble de diseño y es prioritario darse a conocer en el exterior. “Actualmente, el 85% de nuestro mercado es internacional, el mercado nacional se ha reducido en más de un 65%. Estar en Milán es imprescindible. Aquí vemos a todos nuestros clientes, no sólo a los italianos, sino a los americanos, los asiáticos, los africanos…es la feria más importante del mundo”, nos dijo Jordi Arnau, director general de BD Barcelona Desing.

Esta empresa aprovechó el salón para hacer la presentación mundial de Xai, la nueva pieza de la colección de muebles surrealistas pintados por Dalí en sus cuadros. Se trata de una mesita-oveja producida bajo la dirección artística del arquitecto y diseñador Oscar Tusquets, en colaboración con un taxidermista de París.

Las piezas, una edición limitada a 20 ovejas blancas y una negra, tienen un precio de 36.500 y 72.000 euros respectivamente. Pero esto no ha sido impedimento para que encontraran dueño. La negra fue la primera que se vendió. De las blancas hay ya 10 vendidas, todas en Hong Kong. “Por el interés que ha despertado estos días en la feria, no descartamos que todas las mesitas acaben en manos de coleccionistas chinos,” dijo Arnau.

Hayon y Urquiola, los españoles más solicitados

El aparador colorista Shanty diseñado por Doshi y Levien y la colección de muebles de exterior Gardenia son las otras novedades que aportó BD a la feria, esta última firmada por el español Jaime Hayón, uno de los diseñadores estrella del panorama internacional del momento y uno de los que más se prodigó en Milán. Suya es también la colección Frames que presentó en el Salone la firma valenciana Expormim: un sillón, un biombo y una mesita realizados en varillas de mimbre.

Además, como ya hizo en otras ediciones, el diseñador madrileño exhibió sus trabajos Fuorisaloni, en su propio espacio situado en la zona de Ventura Lambrate. Desde los diseños de luces para la productora Parachilna; los muebles para la firma Moooi y para Bosa, las ediciones de color para el reloj pulsera de Orolog, su icónica silla Catch, diseñada para &tradition, ahora con base giratoria, además de los diseños para Lladró, Bisazza, Swaroski y Camper.
La arquitecta Patricia Urquiola fue otra protagonista indiscutible. Esta asturiana, afincada en Milán, presentó diseños de objetos y mobiliario para las mejores y más importantes firmas internacionales: B&B, Moroso, Alessi, para la empresa catalana de muebles de jardín Kettal y la valenciana Andreu World.

Sillas, mesas y alfombras 'made in spain'

La empresa Andreu Word, especializada en sillas y mesas de diseño, presentó como absoluta primicia en esta convocatoria internacional la silla denominada On chair, realizada en colaboración con el diseñador Jasper Morrison. Una silla de madera tradicional, fresca y moderna que el propio diseñador definió como “la silla de siempre pero del siglo XXI”. La alicantina Viccarbe presentó la mesita auxiliar Up in the air, diseñada por Ramón Úbeda y Otto Canalda y las nuevas sillas y mesas del diseñador Víctor Carrasco.


Nani Marquina tampoco faltó a la cita. La nueva directora del FAD lleva 17 años presentando aquí sus colecciones de alfombras. Las de este año, Rabari Collection, es obra de los diseñadores Nipa Doshi y Jonathan Levien, y evoca el mundo brillante y sensual del bordado tradicional de la India.

 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad