El primer amor de Pronovias

stop

La burguesía catalana arropa la presentación de la nueva colección de la firma

Trias, Keibler, Palatchi, Nemcova, y Mas | Pronovias

04 de mayo de 2013 (20:51 CET)

Un beso de película entre la súper top rusa Anne Vyalistsyna y el modelo catalán Jon Kortajarena puso el broche final al impactante desfile de las colecciones de Pronovias, celebrado la noche del viernes en la Sala Oval del Museo Nacional de Arte de Catalunya.

Isabel Espiritu SantoElla, AV, caminó hacia el altar con un majestuoso traje de seda y encaje con brillos dorados, velo y corona.

Sonaba la “Barcelona”, de Freddie Mercury y Montserrat Caballé, mientras que una lluvia de oro caía sobre el inmenso árbol dorado de más de 20 metros de altura que presidía la pasarela, y 1.900 invitados llegados de todo el planeta, puestos en pie, estallaron en aplausos.

Alberto Palatzi, sonreía satisfecho recibiendo las felicitaciones de autoridades y amigos. El abrazo que le dio su hija Gabriela fue posiblemente el momento más emotivo de la noche.

Era la apoteosis final de un desfile inolvidable que, este año giró alrededor del concepto First Love.

Atelier, la nueva colección de la marca, diseñada íntegramente en los talleres del Prat de Llobregat por un equipo creativo de más de 60 profesionales, sin una cabeza visible que sustituyera la figura de Mota, significó el espectacular salto mortal de Pronovias tras un año complicado.

Entusiasmaron sus trajes inspiración años 40 confeccionados en gasas, sedas, encajes, transparencias y telas vaporosas que se amoldaban al cuerpo insinuando formas y derrochando estilo, los trajes desmontables de tul, los vestidos de dos piezas y las diademas estilo vintage.



Vestidos que hicieron soñar a las celebrities. Stacy Keibler, la novia de George Clooney, fue una de las más admiradas.

Sentada en el lugar de honor de la front row, entre el President de la Generalitat, Artur Mas y Alberto Palatzi, y acompañada de su amiga, la modelo internacional Petra Nemcova, los paparazzis la asediaban.

Presenciaron también el desfile jóvenes casaderas de la sociedad internacional como Francesca Eastwood, hija del director de cine Clint Eastwood, Rainey Qualley, hija de la actriz Andie MacDowell, o la modelo Irina Shayk, novia del jugador de fútbol Cristiano Ronaldo.

También estaban las italianas Federica Pellegrini, campeona olímpica de natación, Starlite Randall, hija de Marisa Berenson, Luisa Eleonora Orsini, Ginebra Rossini y Antoine Peduzzi.

Más invitados: Katie Readman y Davinia Harbord y las españolas Beatriz Osorio, hija de Juan Miguel Osorio, duque de Alburquerque, Vega Royo–Vilanova, hermana de Carla de Bulgaria, Isabel Espiritu Santo, hija del propietario del Banco Espiritu Santo, la modelo Raquel Jiménez y la abogada sevillana Lourdes Montes, novia de Fran Rivera, que Pronovias vestirá de blanco en septiembre, “ya tengo decidido cual será mi vestido”, aseguró.

Despliegue de glamour en la fiesta privada

Acabado el desfile, Pronovias ofreció una fiesta privada en el Palauet Albéniz. Un evento que, año tras años, se ha convertido en un clásico, prácticamente uno de los pocos y fiestones que han sobrevivido a la crisis.

Bajo la batuta de Paco Caro, de Equipo Singular, con cóctel/cena servido por Sibaris, gran despliegue de glamour y un marco espléndido.

Diego OsorioSusana Gallardo, vestida de azul turquesa, ejerció de anfitriona de la fiesta, mientras su marido, Alberto Palatzi, el gran ausente en el Palau Albéniz, cenaba con los concesionarios, proveedores y empleados de Pronovias en un restaurante de la ciudad.

La noche convocó a políticos, empresarios, delfines de la burguesía catalana, representantes de toda la prensa nacional e internacional, reputadas wedding bloggers y amigos de la casa.

No falló Mas que asistió con su esposa, Helena Rackosnik, el alcalde Xavier Trias, la delegada del Gobierno en Catalunya, Llanos de Luna, y la líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, a quién la blogger Patricia Sañés, jaleó con un "¡Viva España, sóc catalana!". “I jo també”, contestó Alicia.

También estaban Josep Pujol Ferrusola y Laura Vilá, Mo Samaranch, José Crehueras, Antonio Gallardo, Nuria Ruiz y Lluis Carulla, Florita Palatzi y su hijo, el escritor Agustín Bernaldo Palatzi y una amplísima selección de gente joven y guapa.

Esa noche, para ser alguien en Barcelona había que estar invitado
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad