Godó y Asensio, enfadados, ni se saludan

stop

 

31 de enero de 2012 (12:25 CET)

Fue en el partido de los cuartos de final de la Copa del Rey entre el Barça y el Real Madrid. El escenario fue el palco de autoridades. Ese mismo día, El Periódico de Catalunya, propiedad del Grupo Zeta, de Antonio Asensio, había publicado una página en la que informaba de la marcha de sus ventas en los kioscos y mostraba una fotografía en la que La Vanguardia, el diario de los Godó, regalaba ejemplares en la red de trenes catalana.

El azar hizo que en una de las zonas del palco se sentaran en una fila Josep Antoni Duran Lleida, Javier Godó y Marisa Falcó (condesa de Godó). Justo detrás de ellos estaban aposentados José Antich (director del rotativo de Godó), Juan Llopart (primer ejecutivo de Zeta) y Antonio Asensio Mosbah.

El enfado del Conde de Godó con la información del diario de Asensio era mayúscula y así se lo hizo saber a cuantas personalidades se le aproximaron antes del partido y durante la media parte. El hecho es que los presidentes de ambos grupos editoriales no se saludaron ni antes ni durante el transcurso del encuentro para sorpresa del entorno que los rodeaba.

El enfado no quedó en eso, unos días después, el domingo pasado, La Vanguardia publicó también una página informativa de autopromoción en la que destacaba las fortalezas de difusión adquiridas en los últimos dos años y el aumento de la distancia con su más directo perseguidor. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad