José Zaragoza y las sillas rotas del congreso del PSC

stop

 

19 de diciembre de 2011 (18:14 CET)

Además de amortizar a líderes, este fin de semana en el congreso del PSC se han roto sillas. El sábado, los casi 700 delegados que representaban a todas las federaciones de Catalunya dieron un aprobado justo al informe de gestión del ex presidente José Montilla. Pasó el examen con el 64% de los votos a favor, aunque muchos de los presentes esperaban un resultado peor tras las derrotas en las urnas.

Pero antes del recuento de votos, los socialistas recibieron un correo electrónico de la oficina del por entonces primer secretario en el que les agradecía “el amplio soporte” a su gestión y se despedía de todos ellos. Un mensaje que enervó especialmente a José Zaragoza, cuyo enfado se pudo palpar en los pasillos del Palacio de Congresos.

El político, cuyo temperamento es de sobras conocido, desató su ira sobre una de las sillas de la sala. Esta vez Zaragoza no se ha roto ningún hueso (en 2008 sufrió una fractura en la mano dando puñetazos a su mesa), aunque la silla en cuestión no tuvo la misma suerte.  
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad