Juguetes Diset, negocio tranquilo

stop

26 de noviembre de 2014 (19:25 CET)

La empresa Diset, de Barcelona, fabricante de juegos y juguetes, se mantiene contra viento y marea y ha logrado esquivar la crisis de consumo sin excesivos aprietos.

Los ingresos de la firma mantuvieron la racha alcista en el periodo 2009-2011 y en los dos años siguientes mostraron un leve descenso. Así, en 2013, sumaron 29,3 millones de euros, con baja de un 2,2%. Sin embargo, la rentabilidad del negocio no se resintió lo más mínimo y permitió cerrar el ejercicio con un excedente de 1,2 millones, frente a los 957.000 euros del año anterior.

La empresa se fundó en 1971 por iniciativa de un grupo de especialistas del diseño gráfico, a los que se añadió enseguida la juguetera holandesa De Monchy mediante la toma de una participación. En sus más de cuarenta años de existencia ha atravesado numerosas vicisitudes. Hace veinte años, pasó a manos de la sociedad holding Grand Tibidabo, pero el hundimiento de este conglomerado empresarial la dejó en el limbo. Tras algunos cambios accionariales, en 2001 De Monchy se hizo con el control y desde entonces ostenta el mando absoluto en la casa.

Bajo su égida, Diset experimentó un crecimiento sostenido, gracias al cual ha conseguido triplicar con creces sus ventas. En el mercado español De Monchy cuenta también con la compañía Toyland & Gifts, que el año pasado movió un volumen de negocio de 7,3 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad