La exclusiva colección de coches de Ralph Lauren crece

stop

La reciente adquisición del afamado diseñador es un Bugatti Veyron Super Sport

Bugatti Veyron Super Sport

15 de febrero de 2012 (09:33 CET)

El diseñador de moda norteamericano, Ralph Lauren, ha aumentado su flota automovilística con una nueva adquisición, una joya única de cuatro ruedas. Se trata de un Bugatti Veyron Super Sport que refuerza la exclusiva colección que posee el empresario.


Actualmente este modelo sólo dispone de seis unidades en el mundo, Lauren es el segundo norteamericano en hacerse con uno de éstos. Los detalles han sido especificados por el modisto y el resultado ha sido una preciosa máquina con carrocería en las tres tonalidades originales: negro, negro mate y naranja. Pero, a diferencia del modelo inicial que lucía una franja naranja en todo el faldón, ahora el naranja ha quedado reducido en pequeños detalles.


La ventilación lateral de las rendijas y los asientos se han personalizado en negro mate

La firma francesa Bugatti, perteneciente a Volkswagen desde 1998 lanzó este diseño en público en el Pebble Beach Concourse d'Elegance en agosto de 2010 y hasta ahora contaba con cinco únicas unidades en todo el mundo. Este modelo es el coche de producción para carretera más rápido hasta el momento.


Parte de la exclusiva colección del diseñador
 
Con esta compra poco le queda al magnate de la moda para hacerle una dura competencia al presentador y humorista Jay Leno, considerado como uno de los coleccionistas con mayor fortuna en un garaje. Entre las joyas que dispone está el más caro de la historia, un Bugatti Type 57 SC Atlantic de 1938.

Ficha técnica


Ésta es la versión más deportiva del Veyron, que incorpora una motorización de gasolina de 16 cilindros que permite acelerar al vehículo de cero a cien kilómetros por hora en 2,4 segundos.

La poderosa máquina puede alcanzar los 431 km/h con sus 1.200 caballos, pero para proteger los neumáticos por peligro de desintegración a tal velocidad se ha limitado electrónicamente a 258 km/h.

Según la revista Forbes, el Bugatti Veyron Super Sport es uno de los diez coches más caros de 2012 con los dos millones de euros que hay que desembolsar para poder llevárselo a casa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad