La firma de moda Isabel de Pedro se lanza a la conquista de las Américas

stop

El 97% de la producción de la compañía se vende en el extranjero, con el foco puesto ahora en Latinoamérica y Europa del Este

Algunos looks de Isabel de Pedro para la campaña otoño/invierno 2014

20 de octubre de 2014 (20:27 CET)

La enseña de moda Isabel de Pedro, 100% catalana, quiere conquistar las Américas. La compañía ya ha aterrizado en Chile, pero ahora busca abrirse paso en nuevos mercados como Colombia y Bolivia. “Hemos comprobado que la marca funciona bien por el diseño que hacemos y queremos crecer más en Suramérica”, señalan fuentes de la firma a Economía Digital.

La compañía, por otra parte, sí que tiene una importante presencia en Europa, donde cuenta con 700 clientes. Sin embargo, también ha puesto su foco en este contienente de cara a su internacionalización. En el extranjero, Isabel de Pedro extiende sus tentáculos a través de las tiendas multimarca y está ahora intentando entrar en Europa del Este. Busca abrirse paso en países como Polonia, Checoslovaquia y Hungría.

Varios mercados 'ganan' a España

“El 97% de nuestra producción se exporta y algunos mercados como Inglaterra y Alemania ya superan en ventas a España”, detallan los mismos interlocutores. Por ello, la marca catalana centra sus esfuerzos en mejorar su presencia al otro lado del charco, donde ve grandes posibilidades de crecimiento.

De momento, en cuanto al mercado nacional, Isabel de Pedro sólo tiene dos tiendas, ambas en Cataluña. La última que abrió es una boutique ubicada en Rambla de Catalunya, con gran afluencia de turistas y muy cerca de la milla de oro por excelencia local: paseo de Gràcia.

Madrid, en 'stand by' a la espera de una ubicación idónea

Aunque la compañía ha buscado alguna localización en Madrid, por ahora no se prevé ninguna apertura en la capital. “No lo descartamos, pero antes tendríamos que encontrar una zona adecuada, como tampoco descartamos Bilbao. Barcelona es más fuerte en moda que Madrid y mucho más moderna”, aseguran.

Isabel de Pedro, que desembarcó en el mundo de la moda a finales de los 60, cerraba el pasado ejercicio con una facturación de siete millones de euros, con la previsión de crecer un 15% este año gracias a los planes de expansión internacional.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad