La Generalitat adeuda más de 400 millones a los ayuntamientos

stop

El pasivo más importante, en torno al 25%, lo tiene contraído con Barcelona, que reclama al Govern 114 millones

Artur Mas en la recepción de alcaldes que apoyaron la consulta independentista

en Barcelona, 17 de mayo de 2015 (14:09 CET)

El corsé del déficit público, ha estrechado mucho las cuentas de los ayuntamientos catalanes. No sólo por la merma de competencias sufrida en aras de mantener el rigor presupuestario, sino también por el ajuste en los números de la Generalitat, que ha repercutido sobre las corporaciones locales.

La deuda que mantiene el Govern de Artur Mas a una semana de las elecciones municipales con los ayuntamientos catalanes asciende a 408 millones, según los datos de la propia Generalitat. Si se añaden a la lista los entes locales y los consejos comarcales, la cantidad adeudada sube hasta los 667 millones. El Govern debe a los primeros 177 millones, y a los segundos, 82 millones.

Todo ello, a pesar de haber recurrido al Fondo de Liquidez Autonómico y al plan de pago a proveedores, dos mecanismos de liquidez habilitados por el Estado para mantener el barco a flote sin que se desbocara el déficit público.

Barcelona, territorio conflictivo

La cifra oficial, pese a todo, es cuestionada en el Ayuntamiento de Barcelona. A pesar de que ambas instituciones están gobernadas por la misma formación, CiU, el gobierno municipal cifra la deuda de la Generalitat en 114 millones, mientras que el gobierno catalán la rebaja hasta los 75 millones, según aseguró la vicepresidenta de la Generalitat Joana Ortega el pasado mes de marzo en el Parlament. Para la oposición municipal, en cambio, la deuda se eleva hasta los 215,2 millones.

Aunque la cuantía total parezca elevada, lo cierto es que la Generalitat ha conseguido reducir a marchas forzadas la deuda con los entes locales, que en los últimos seis meses bajó en 310 milones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad