Las mil y una noches en la reserva del desierto de Arabia

stop

El 'resort' Al Maha es el único dentro del desierto protegido de Dubái

Al Maha Desert Resort & Spa en el desierto de Dubái

20 de febrero de 2012 (08:53 CET)

Al Maha Desert Resort & Spa goza del privilegio de erguirse en el territorio protegido de la reserva desierta de Dubái. Inmerso en un oasis verde y rodeado de dunas invita al huésped al más puro de los lujos y con estricto respeto al medio que lo envuelve.

El complejo turístico rinde tributo a la vida tradicional en el desierto de Arabia. Cada tienda de campaña es individual y privada, con cierta reminiscencia a los campamentos beduinos antiguos y matices neutros que mantienen las tonalidades del paisaje.

El cuidado y el respeto por el desierto se combinan con el lujo y el diseño. Cada suite está equipada con todo tipo de comodidades, además de únicas y raras obras de arte regionales de valorada antigüedad. Esta zona desértica ha sido reconocida con el premio Legado de la Humanidad por National Geographic.

La 'suite' presidencial

Si este complejo para el huésped es de alto standing y está cuidado hasta el último detalle, la suite presidencial goza de lujo extremo en sus 530 metros cuadrados. El Majlís o salón queda envuelto por el sonido de una fuente que resulta de lo más relajante.

Esta impresionante habitación tiene tres suites, dos con cama king size y otra con dos camas individuales, además de cuartos para el servicio privado, servicio de ama de llaves y cocinero. Además, una magnífica terraza rodeada de las mejores vistas del desierto arábigo y una balsa privada de 80 metros cuadrados para refrescarse.

Eternidad y silencio

El desierto de Dubái cuenta con 33 especies de mamíferos y reptiles, 100 especies residentes y migratorias de aves como el Orix de Arábia, alcones, águilas pescadoras o majestuosas rapaces.

Además de multitud de actividades en esta impresionante reserva, una cena íntima en el jardín de la cabaña privada con la oferta de culturas culinarias que Al Maha propone a sus huéspedes resulta una verdadera experiencia. La cadena hotelera, Starwood Preferred Guest, ha querido mantener el respeto por la naturaleza, lo sencillo y honesto usando los mejores ingredientes orgánicos para su cocina, frutas y hortalizas recogidas a mano, carnes halal (productos que cumplen los requisitos de la ley islámica) o huevos de gallinas camperas.


El huésped también tiene la posibilidad de explorar el desierto a caballo, en camello o en coche con guías experimentados. Asímismo, el magnífico Emirates Golf Club o las exclusivas galerías de moda Dubái Mall se encuentran a 65 kilómetros del resort.

La dolorosa

Tanto lujo y exclusividad no podían ir de la mano de precios asequibles para un bolsillo de a pie. La cabaña más sencilla, que también tiene cama king size y piscina, pero esta de 20 metros cuadrados, sale a más de 3.000 euros la noche. Si ese precio parece escandaloso, los más de 22.000 euros de la suite presidencial superan las barreras.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad