Los accionistas de Spanair, molestos con el Govern y con su portavoz

stop

26 de enero de 2011 (13:35 CET)

"Un Govern 'bussines friendly'? I una m...!" Con esta elocuente exclamación se expresaba uno de los principales accionistas de Spanair para criticar al Ejecutivo de Artur Mas y, más concretamente, a su portavoz Francesc Homs, "que nos ha hecho un daño terrible". El enojo de los accionistas de la aerolínea catalana se produce porque Homs justificó el nuevo crédito que recibirá la compañía (de 10,5 millones de euros y a través de Fira de Barcelona) con una frase que no dejaba lugar a dudas. Homs señaló en su comparecencia que si no se otorgaba ese crédito con urgencia "la compañía cae o, en este caso, no despega".

Las palabras del portavoz gubernamental han caído como un jarro de agua fría entre el consejo de administración de la aerolínea catalana. Entre otras razones, porque efectivamente el préstamo formaba parte de los acuerdos que estaban suscritos y que previamente se habían pactado con la administración en la fase final del tripartito. No existe una necesidad especial que no estuviese encima de la mesa en diciembre pasado, han confirmado miembros del consejo y del anterior Govern.

"Quién invertirá en Spanair después de que el Govern se exprese en esos términos. Es que nos pone al mismo nivel que Air Comet cuando Díaz Ferrán empezó a tener problemas serios, y por fortuna la situación es muy diferente". Los empresarios consultados se quejan de que esa intervención puede tener consecuencias incluso en la visión que los clientes y pasajeros de la aerolínea tengan sobre su solvencia y seguridad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad