Los congelados de Eismann triplican beneficios

en Barcelona, 28 de abril de 2015 (00:00 CET)

La compañía Eismann, de capital alemán, logró el año pasado un beneficio neto de 253.000 euros, lo que significa triplicar los 81.000 euros de 2013. Se trata de los dos primeros ejercicios con resultados positivos en mucho tiempo, pues en el periodo 2008-2013 sufrió unas pérdidas acumuladas de 3,4 millones. En 2014, la cifra de negocio todavía perdió terreno y bajó de 24,8 a 21,8 millones. Desde 2008 el giro ha caído un 40%.

Eismann se dedica a la venta a domicilio de alimentos y platos preparados congelados. Su principal clientela se encuentra en Cataluña, donde la empresa generó el 65% de su negocio, tres puntos menos que un año atrás. En cambio, la zona de la Comunidad de Madrid pasó de representar el 13% al 14% y el resto de España subió de un 19% a un 21%.

La firma hubo de tomar drásticas medidas para conjurar la imparable caída del negocio durante la crisis. La más importante es la notable reducción de la plantilla, que en el último lustro ha adelgazado de 530 a 237 personas. Si el consumo mantiene la senda alcista de los últimos meses, la previsión para este año reposa en consolidar la facturación y seguir en la senda de los beneficios.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad