Oriol Junqueras lee compulsivamente a Gene Sharp, el teórico de la desobediencia

stop

El profesor de la Universidad de Massachusetts fue el inspirador de los movimientos de protesta que derribaron a Milosevic en Serbia

14 de noviembre de 2014 (18:47 CET)

La palabra de moda en la política catalana es desobediencia. El President Artur Mas, que ha protagonizado la semana más completa de su vida política, tras el 9N, ha desafiado al Estado y, por ahora, le ha ganado la batalla.

Su competidor, Oriol Junqueras, llevaba meses proclamando esa opción. “Si el Gobierno no nos permite votar, ¿qué haremos?, pues votar”, clamaba en todos los foros donde participaba.

Y es que Junqueras se ha convertido en un forofo del profesor norteamericano Gene Sharp, profesor de ciencias políticas –todos los profesores de ciencias políticas están ahora de moda en España-- de la Universidad de Massachusetts.

Presionar durante un largo tiempo

Sharp es, seguramente, el mayor especialista del mundo en las formas de protesta y de desobediencia no violenta. Gene Sharp fue el inspirador de los movimientos más recientes de desobediencia. Lo fue en Serbia, para derrotar a Milosevic; en Ucrania, en contra de Yanukovich, y en Egipto, para acabar con Mubarak.

De Sharp, autor del libro De la dictadura a la democracia, Junqueras, tal vez, se podría haber quedado con una de sus conclusiones que se advierte en toda su obra: si el adversario no colabora, y delante tiene a un movimiento que empuja, y si éste tiene “suficiente gente” y presiona “por un tiempo suficientemente largo, ese gobierno o sistema jerárquico perderá el poder”.

El independentismo, por tanto, ya tiene un referente intelectual para desobedecer.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad