Se desploman los ingresos de la consultora del ex ministro Eduardo Serra

en Barcelona, 29 de junio de 2015 (20:24 CET)

Eduardo Serra dejó la política en el 2000, tras ejercer sucesivamente de secretario de Estado de Defensa entre 1984 y 1987 a las órdenes del ministro Narcís Serra, y luego como titular de la propia cartera entre 1996 y 2000 con José María Aznar en la presidencia del Gobierno. A continuación se dedicó a la consultoría, es decir al asesoramiento en todo tipo de transacciones comerciales.

Para ello se sirve de la empresa Eduardo Serra y Asociados, que sólo tiene dos empleados. En 2014, la firma no vivió uno de sus mejores años. Sus ingresos se desplomaron de 3,6 millones a 512.000 euros. Lo mismo cabe decir del beneficio final, que cayó de 239.200 a 27.800 euros. Se aplicó íntegramente reservas. Los fondos propios ascienden a 1,4 millones, de los que 303.000 corresponden al capital y el resto a los beneficios no distribuidos. La sociedad tiene una tesorería de 531.000 euros.

Eduardo Serra y Asociados le debe a su fundador y propietario 257.000 euros que éste le prestó tiempo atrás. Así mismo, la sociedad sufrió el año pasado la cogida de un cliente, que le dejó un saldo incobrable de 1,4 millones y hubo de provisionarlo.

Al margen de sus actividades consultoras, Serra es presidente de la fundación tecnológica Everis y consejero de Vodafone Ono, de Deutsche Bank y de la biotecnológica Zeltia. Así mismo, preside la sociedad de inversiones --o sicav-- Alderete, de la que es accionista junto con sus hermanos. Dicha entidad posee unos recursos de casi 5 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad