Atraco fiscal a los autónomos: pagarán un 40% más

El Gobierno plantea una subida histórica de impuestos y, probablemente, los autónomos sean los más perjudicados

Un robo a mano armada, esto es lo que implicará el nuevo sistema de cotizaciones que ha ideado el Gobierno de Pedro Sánchez para el colectivo de autónomos. España es uno de los países que más castiga a los trabajadores autónomos, ya que, ganes o pierdas, tienes que pagar puntualmente las cuotas a la Seguridad Social, pero, lejos de imitar los exitosos modelos vigentes en otras economías desarrolladas, PSOE y Podemos quieren disparar aún más al tributación.

En la actualidad, la única ventaja de ser autónomo radica en que existe cierto margen para escoger libremente la base de cotización, con independencia de sus beneficios, oscilando entre un mínimo de 944 euros y un máximo de 4.070 al mes. El tipo a aplicar sobre esa base es del 30%, de modo que las cuotas sociales a pagar van de los 289 a los 1.245 euros al mes, en función de la opción que ellos mismos elijan. Lógicamente, al tratarse de un sistema contributivo, a mayor cotización, más prestaciones públicas a percibir en forma de pensiones, desempleo o incapacidad.

El Gobierno, sin embargo, pretende borrar del mapa la libertad de elección. Su sistema no permite escoger la base de cotización, dado que ésta se asignará de forma automática y obligatoria en función de las ganancias netas. El Ministerio de Seguridad Social propone un nuevo modelo de cotizaciones con un total de 13 tramos, que irían desde los 90 a los 1.220 euros al mes en función de los ingresos percibidos en el ejercicio.

En el primer año de aplicación, las cuotas oscilarán entre los 200 y 400 euros al mes, pero al término del período de transición (9 años), partirán de 90 euros para los que ganen menos de 3.000 al año y se situarán en 1.220 para quienes ingresen más de 48.841 euros durante el ejercicio.

• 90 euros mensuales para rendimientos netos de menos de 3.000 euros al año

• 120 euros entre 3.000 y 6.000

• 185 euros entre 6.000 y 9.000

• 235 euros entre 9.000 y 12.600

• 275 euros entre 12.600 y 17.000

• 305 euros entre 17.000 y 22.000

• 425 euros entre 22.000 y 27.000

• 545 euros entre 27.000 y 32.000

• 670 euros entre 32.000 y 37.000

• 800 euros entre 37.000 y 42.000

• 935 euros entre 42.000 y 47.000

• 1.075 euros entre 47.000 y 48.841

• 1.220 euros para rendimientos superiores a 48.841 euros al año

Todo ello se traducirá en una histórica subida de impuestos. Al poder escoger, los autónomos suelen cotizar lo mínimo durante los primeros años de trabajo para, posteriormente, conforme se acercan a la edad de jubilación, incrementar sus aportaciones para cobrar una pensión algo mayor. Además, muchos optan por sistemas privados de ahorro, vía planes de pensiones, fondos de inversión o vivienda, para complementar su jubilación. La clave, una vez más, radica en la libertad de elección.

La propuesta de Sánchez, por el contrario, impone la cotización por ley, al igual que sucede con los asalariados, y, como resultado, un gran número de autónomos se verán obligados a pagar más. En la actualidad, cerca del 65% de los autónomos cotizan por la mínima y apenas el 2% por la máxima. Sin embargo, dado que algo más del 50% de los autónomos ganan más de 12.600 euros al año, sus cuotas subirán en muchos casos y en algunos se llegarán incluso a multiplicar por cuatro.

Los 3,2 millones de autónomos que registraba España en 2019 pagaron un total 9.348 millones de euros en cotizaciones. Con el sistema de Sánchez, la factura subiría más de un 40% tomando como base los rendimientos declarados en ese ejercicio, recaudando así unos 4.000 millones extra. De este modo, los autónomos tendrán que pagar una media de 1.300 euros más al año en cuotas o, lo que es lo mismo, unos 110 euros más al mes. El expolio fiscal de PSOE y Podemos continúa.

Manuel Llamas