Tapados, humillados y el arrabal de Pekín

Los tertulianos de La Plaza ponen el foco en la reformulación del Govern y los últimos datos del IPC, entre otros asuntos

Capítulos:

00:00 Introducción
01:40 ¿Es Pere Aragonès más hábil de lo que creían en Junts?
16:40 Las familias ya se alimentan mal por culpa de la inflación
24:00 La importancia de China en el conflicto ruso
42:00 Elecciones en la CEOE y avance en la renovación del CGPJ

● Los pódcast de economiadigital.es también están disponibles en su app favorita: Apple | Google | Ivoox | Spotify | Youtube

¿Es Pere Aragonès más hábil de lo que creían en Junts y en la propia ERC? La reformulación del Govern entrega varias claves sobre el presidente de la Generalitat que, quizá, hayan permanecido ocultas.

Ha desactivado a Junts, captado las corrientes más progresistas de la antigua Convergència y recuperado varios núcleos de poder, como la consejería de economía, para regirlos a través de personas de su estricta confianza. La suya, no la de Oriol Junqueras.

Y todo mientras cumple las viejas tradiciones pujolistas, sí pujolistas. Como antaño hizo el expresidente catalán, Aragonès también ha sabido humillar públicamente al jefe de la oposición. En este caso, Salvador Illa.

Ya le pasó a Raimon Obiols e incluso a Joaquim Nadal, a quien Aragonès ahora ha nombrado consejero en una rebuscada operación de maquiavelismo político para atar en corto la estabilidad de su Ejecutivo.

Los socialistas garantizarán que Aragonès siga en la presidencia. Pero montarán el numerito para que no se les note. ERC hará lo propio.

Y desde Madrid, Pedro Sánchez tendrá algo más cerca el apoyo de los independentistas por si le hiciera falta en el último año de legislatura. La humillación de Illa es cosa de Sánchez.

Este episodio de ‘La plaza, con Juan García’, dedica su bloque económico a dar claves para que la audiencia pueda interpretar si los datos de IPC van o no por el buen camino.

Al margen de la cifra, hay pistas en el interlineado que evidencian el comportamiento real de los precios. Y es que las familias ya se alimentan mal por culpa de la inflación.

Desde un punto de observación cenital, los analistas de este episodio se detienen en el recrudecimiento de los ataques rusos a Ucrania. Pero, como es marca de la casa, no se atascan solo en lo inmediato, o en lo urgente.

Tiempo hay para explicar por qué China, en el affaire ruso, es lo importante. El congreso del Partido Comunista de este domingo recogerá la tendencia hacia el ultranacionalismo que crece en otros lares mundiales.

Y es preciso recordar que Moscú acabará como arrabal de Pekín.

Juan García