Todas las piezas encajan  

Cuando se sepa oficialmente la fecha de investidura, PSOE estará en condiciones de enseñar el difícil puzle culminado con éxito

El día que Francina Armengol fue nombrada presidenta del Congreso de Diputados, al haber logrado el PSOE un acuerdo con Bildu, PNV, Junts, ERC, BNG y Sumar, se encajaron todas las piezas para hacer posible la investidura de Pedro Sánchez.

La cuestión central para saber si Pedro Sánchez será investido presidente del gobierno no se basa en que las piezas políticas encajen, ya que el puzle lleva tiempo acabado, sino en la posibilidad de que Junts u otro partido decida desencajar las piezas.

Una vez logrado el acuerdo, nos encontramos en la fase en que solo queda esperar que nadie desmonte el puzle. Se podría alegar que quedan flecos y asaltan las dudas sobre cómo se plantea la narrativa del acuerdo desde los partidos implicados para mostrarse públicamente cada uno como ganador de la negociación; pero dichas cuestiones, aun siendo importantes, no deberían hacernos perder de vista que es el PSOE el que tiene el puzle  acabado y que está esperando poder enseñarlo públicamente en las próximas semanas.

La pieza clave para saber si todo avanza correctamente para PSOE y Sumar será el día en que la presidenta del Congreso de Diputados determine la fecha de investidura de Pedro Sánchez, todavía sin concretarse. Cuando se sepa oficialmente la fecha de investidura, PSOE estará en condiciones de enseñar el difícil puzle culminado con éxito.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/EPA/DUMITRU DORU
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/EPA/DUMITRU DORU

Si bien Feijjó lo ha tenido muy difícil para poder lograr los apoyos políticos necesarios para obtener su investidura, el éxito de Sánchez ha consistido en no perder los apoyos conseguidos para lograr la presidencia del gobierno.

Las piezas encajan y solo resta esperar. Mientras unos esperan que el puzle salte por los aires, otros lo vigilan día y noche para que todas las piezas sigan en el mismo sitio.

A medida que se acerca el día de la verdad, tanto Junts como ERC saben que, si no hay investidura, habrá elecciones y luego un nuevo proceso de investidura; y si no hay acuerdo, habrá que repetir las elecciones y así hasta que PP o PSOE logre su objetivo.

Visto desde esta perspectiva, lo que más interesa a Junts y ERC es llegar a ser una pieza clave para la gobernabilidad de España y poder ganar tiempo, que es lo que consiguen logrando la amnistía. Ahora solo resta que Sumar, sin querer, no rompa el puzle al acusar a Israel por las víctimas de la guerra.    

Deja una respuesta

o inicie sesión con