El euríbor sube pero las hipotecas bajan

El euríbor cierra año con rebajas de más de 100 euros en las hipotecas

stop

El índice hipotecario de referencia termina diciembre de 2019 en el -0,248%, con lo que las familias que tienen que revisar su crédito saldrán ganando

Barcelona, 31 de diciembre de 2019 (17:04 CET)

El euríbor es ese índice que millones de familias solo miran una vez al año: cuando les toca revisión de la hipoteca. A los que les toque con la cifra de diciembre, les va a dar una alegría siempre y cuando tengan revisión anual, pues van a pagar en 2020 unos 100 euros menos, o más, aunque los que tienen revisión semestral —una cifra muy inferior— sufrirán leves subidas.

El índice hipotecario de referencia en España terminará diciembre en el -0,248% tras escalar por cuarto mes consecutivo. Tras algunas subidas y bajadas relacionadas con la política monetaria del Banco Central Europeo, el cambio al frente de la institcuión, con la llegada Christine Lagarde en lugar de Mario Draghi, empuja el euríbor a alzas moderadas.

Pese a estos incrementos, en índice sigue por debajo del de hace un año, que es con el que hay que compararlo para las revisiones anuales de hipoteca. En diciembre de 2019, el euríbor se acercaba más a cero, era del -0,129%, por lo que todas las hipotecas variables que se recalcan una vez al año bajarán si les toca con la cifra de diciembre.

El euríbor abarata hipotecas hasta 168 euros

Calculando una hipoteca a un tipo de interés de euríbor más un diferencial de un punto porcentual, la cuota mensual del crédito podría bajar entre 8 y 11 euros en función de la duración y cantidad del préstamo. Trasladado a un cálculo anual, el ahorro va de 96 a 168 euros, si bien es una estimación que cambiará en función de cada hipoteca, sus condiciones y las cuantías.

Para una hipoteca al tipo de interés referido, de 150.000 euros a 20 años, con la revisión pasarán a pagarse unos 673 euros de cuota mensual, 8 euros menos que durante el último año. Para una hipoteca algo mayor, más normal en grandes ciudades como Madrid y Barcelona, de 250.000 euros, a 30 años, el ahorro es más importante: pasarían de pagarse 789 euros mensuales a 775, con lo que al final del año la diferencia ascendería a 168 euros.

Con el cierre de diciembre, el euríbor encadena ya 47 meses en negativo o, lo que es lo mismo, exactamente cuatro años menos un mes. Entró en cifras inferiores a cero en febrero de 2016 y desde entonces, la política de tipos congelados del BCE lo ha mantenido en negativo. De momento no se esperan cambios por parte del regulador pero sí se ve a Lagarde más sensible a las preocupaciones de la banca, a la que los tipos a cero les dificultan el negocio, de lo que lo era Draghi.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad