Imagen promocional del local que Dollhouse regentaba en la Avenida de Sarriá. /DOLLHOUSE

Ada Colau abre la puerta al mayor club de estriptis de España

stop

El Ayuntamiento de Ada Colau negó la licencia de restaurante de lujo a un local de las Ramblas que ahora se reabrirá como templo del estriptis

Barcelona, 05 de febrero de 2019 (04:55 CET)

El mayor club de estriptis de España se instalará en las Ramblas de Barcelona. Se llamará Dollhouse y se inaugurará el próximo 14 de febrero para coincidir con el día de San Valentín. Ofrecerá espectáculos eróticos en vivo hasta la madrugada.

Dollhouse informa en su página web que la próxima semana abrirá sus puertas en el centro de Barcelona. Después de que el Ayuntamiento de Ada Colau le precintó en marzo pasado su night club de la Avenida de Sarriá, porque no se ajustaba a la licencia de actividad, ahora trasladará el negocio a la Ramblas, una de las principales arterias turísticas de Barcelona. Curiosamente, en esta nueva ubicación no tienen ningún problema con la licencia, según asegura un portavoz de Dollhouse.

El nuevo templo del estriptis estará en el número 17 de las Ramblas, en el actual Shiva & Sons, que en los últimos tres años funcionó como bar de copas. El local es propiedad del grupo Costa Este, de los hermanos Ramón y Javier Bordas, este último directivo del FC Barcelona. Los Bordas lo han arrendado a Dollhouse.

Costa Este compró el local en 2015 cuando estaba ocupado por un sex shop y un peep show que ofrecía espectáculos con desnudos y sexo en vivo. El grupo de los hermanos Bordas invirtió cerca de siete millones de euros en la compra y acondicionamiento de la planta a pie de calle para transformarla en el Shiva & Sons.

El proyecto inicial era convertir este espacio de 1.200 metros cuadrados en un lujoso bar de copas y restaurante oriental de calidad. Para ello, adquirieron la licencia de actividad de otro restaurante situado en las Ramblas, pero el Ayuntamiento de Barcelona no la validó.

Veto municipal al restaurante

Los hermanos Bordas no pudieron abrir el restaurante de lujo al final de las Ramblas porque el Ayuntamiento no autorizó la licencia. Curiosamente, el local conservó la antigua licencia para espectáculos eróticos, sex shop y un pequeño bar, que sigue vigente y que ahora aprovechará Dollhouse para montar sus shows con bailarinas eróticas.

Un portavoz del Dollhouse confirma que utilizarán la antigua licencia del local para espectáculos eróticos y bar de cuando era un peep show. También se servirán bebidas en su interior. Se habilitará una “zona VIP” con trece mesas. En estos momentos se está trabajando en el acondicionamiento para tenerlo todo a punto para la inauguración.

Estas fuentes insisten en que será un espectáculo erótico que “no tiene nada de puticlub”. Precisan que, en los dos escenarios del local, cada día trabajarán entre 20 y 40 bailarinas y unos 18 empleados. La “directora artística” será Chiqui Martí, celebre por sus bailes en los noventa en el programa Crónicas Marcianas.

El Ayuntamiento de Barcelona impidió que en este recinto se instalara un lujoso restaurante y ahora un club de bailarinas eróticas ocupará su lugar. Estará abierto de las 21.00 horas de la noche hasta las 06.00 de la madrugada. Los vecinos están inquietos por la nueva actividad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad