Albert Rivera le toca la cara a Rosa Díez en su batalla por reformar España

stop

MAPA ELECTORAL

Zaplana, Rivera y Bono, en una conferencia del líder de Ciudadanos en Madrid en 2013

Barcelona, 10 de enero de 2015 (02:00 CET)

La reforma. Esa es la palabra que se repite con mayor frecuencia en España en los últimos meses, marcados por el ascenso de Podemos. La formación que lidera Pablo Iglesias apuesta por cambios profundos, y frente a ellos, partidos como UPyD, que dirige Rosa Díez, o Ciudadanos, capitaneados por Albert Rivera, piden reformas realistas, posibles, pero inmediatas.

Entre ellas, sin embargo, se ha establecido una lucha directa para representar esa tercera voz, "la del reformismo contra el populismo de izquierda o de derecha", que pueda desatascar el bloqueo institucional en España.

Y quien lidera esa carrera es ahora Albert Rivera, que ha apostado por un modelo directo para atraer a los posibles reformadores españoles, hartos del bipartidismo entre el PSOE y el PP y que no quieren saber nada de Podemos. Ciudadanos no para de crecer en todo el territorio español, y dos terceras partes de su militancia ya es de fuera de Cataluña, su lugar de origen.

Ciudadanos y UPyD deciden competir entre sí


Tras diferentes intentos, Rosa Díez y Albert Rivera han llegado a la conclusión de que no será posible ninguna colaboración, como admiten fuentes de las dos formaciones. Para UPyD el centro de las críticas es, precisamente, el modelo de crecimiento de Ciudadanos: la integración de partidos nacionales o locales en sus filas, recogiendo agrupaciones enteras de militantes.

El partido de Rivera tiene 7.000 militantes, y recibe numerosas altas cada día. El vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, admite que la formación rastrea por toda España para conocer los colectivos que pueden comprometerse con el proyecto reformador y federalista que defiende.

Y, producto de ello, ha integrado al partido nacional Centro Democrático Liberal, que fue en su día una escisión del Centro Democrático y Social que constituyera el ex Presidente Adolfo Suárez.

Partidos de todos los rincones de España, en Ciudadanos


Pero el reguero de partidos locales es largo, centrado en Castilla-La Mancha, Madrid, Cádiz, Valencia y Murcia. Desde la Unión por Leganés; al Partido Regionalista de Castilla-La Mancha; Compromiso con Aragón; Unión del Pueblo Extremeño; Unión Demócrata Madrileña; Iniciativa Progresista Jerezana o Unión del Pueblo Salmantino, entre otros partidos locales. La presencia también es numerosa en Andalucía, centrada en la provincia de Cádiz.

Eso es lo que le critica UPyD. La propia Rosa Díez acusa a Ciudadanos de "transfuguismo", y de crecer sin tener en cuenta de dónde vienen esos nuevos militantes. El propio Albert Rivera ha asegurado que todo el mundo tiene un pasado, y que la voluntad de Ciudadanos "es sumar, para lograr una alternativa reformista en España".

El riesgo de los casos de corrupción


El líder de UPyD en Cataluña, Ramón de Veciana, considera que Ciudadanos debería hacer un esfuerzo porque el espacio ideológico común "existe", y que esa colaboración podría pasar por las elecciones al Parlamento catalán, en las que UpyD no reclamaría puestos de salida, respetando el peso que Ciutadans tiene ahora en Cataluña, y que, según las encuestas, podría ofrecerle el tercer puesto, sólo por detrás de CiU y ERC.

UPyD recuerda que algunos de esos partidos integrados ahora en Ciudadanos han protagonizado casos de corrupción. El que fuera coordinador territorial de Ciudadanos de Valencia, Fernando Mut, acabó dejando el cargo en septiembre de 2014 tras ser imputado en el caso Innova. Mut fue ex miembro del PP y portavoz de plataforma de Gandía.

El 5% de apoyo en unas elecciones generales


Pero Ciudadanos, aunque es consciente de que corre riesgos, quiere seguir adelante. Villegas afirma que los propios trabajos demoscópicos internos y las encuestas de medios de comunicación dejan a Ciudanos al borde del 5% de apoyo, el necesario para entrar en ayuntamientos y parlamentos autonómicos.

El objetivo "realista" es tener representación tanto en el ayuntamiento como en el parlamento de Madrid, y de Valencia; en el parlamento de Castilla-León, en el parlamento de Aragón y de Murcia, y en numerosos ayuntamientos.

El último sondeo, realizado por la Cadena Ser, ofrece al partido de Rivera el 5% de los votos en las próximas elecciones generales, mientras que UpyD ha ido descendiendo, aunque está por delante, pero sólo con el 5,5%. La lucha ha comenzado, pero Rivera ha puesto una velocidad más alta.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad