Pere Aragonès y Quim Torra, en la Generalitat. Las discrepancias independentistas bloquean la actividad política. EFE/Toni Albir

Aragonès plantará al Gobierno en el Consejo de Política Fiscal y Financiera

stop

La Generalitat descarta la asistencia del vicepresidente a la reunión económica convocada el jueves por Sánchez, pero no que alguien acuda en su lugar

Iván Vila

Economía Digital

Pere Aragonès y Quim Torra, en la Generalitat. Las discrepancias independentistas bloquean la actividad política. EFE/Toni Albir

Barcelona, 17 de julio de 2018 (14:13 CET)

El vicepresidente y conseller de Economía de la Generalitat, Pere Aragonès, no asistirá a la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha convocado para este jueves para notificar a las comunidades autónomas el incremento de dos puntos del objetivo de déficit. Así lo ha anunciado la portavoz del gobierno catalán, Elsa Artadi, tras las reunión del Consejo Ejecutivo de este martes. Lo que el gobierno de Quim Torra todavia no ha decidido es si enviará a alguien en representación de Aragonès o simplemente no participará en la cita.

Sánchez ha anunciado en el Congreso que quiere fijar el nuevo objetivo de déficit autonómico en el 0,3% del PIB, dos décimas más que hasta ahora, lo que se traduce en que los gobiernos autonómicos podrían contar conjuntamente con más de 2.400 millones de euros adicionales a la hora de elaborar sus presupuestos del año que viene, 400 de los cuales corresponderían a la Generalitat, según las cuentas del propio gobierno catalán. 

La intención de Sánchez es plantear esa flexibilización, que satisface una de las peticiones que le ha hecho llegar el gobierno catalán, en el CPFF, el foro en el que el ministerio de Economía despacha con los consejeros autonómicos del ramo, antes de que el Consejo de Ministros certifique este viernes la propuesta, que después deberán avalar el Congreso y el Senado.

Petición satisfecha

Pero, más allá de la buena noticia que supone para sus cuentas el anuncio del Presidente, el ejecutivo de Junts per Catalunya (JpC) y ERC mantiene su postura de priorizar los encuentros con el Gobierno en el marco de las comisiones bilaterales y prescindir de las reuniones multilaterales, para subrayar la puesta en escena de un diálogo de tú a tú con el ejecutivo de Sánchez.

El propio Aragonès ha reiterado en numerosas ocasiones sus reticencias a asistir a ese foro por su carácter multilateral, y hace un mes, supeditó su participación en futuras reuniones del CPFF a un cambio de actitud de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, respecto de su predecesor, Cristóbal Montoro. La semana pasada, Aragonés se reunió con la ministra  e incluyó en su lista de peticiones una flexibilización del objetivo de déficit, en la línea de lo ahora anunciado por Sánchez.

La Generalitat no descarta que sus consellers asistan a partir de ahora a reuniones multilaterales, pero siempre en función de la incidencia que puedan tener, ha matizado Artadi, que ha minimizado además la importancia del CPFF. "Todo el mundo sabe que el único voto que vale allí es el del ministerio, que cuenta con el 50% [a la hora de tomar decisiones]. Para recibir instrucciones puede ir cualquiera", ha zanjado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad