Barcelona adjudica el mantenimiento de sus semáforos a una oferta denunciada por temeraria

stop

La oposición critica el proceso de licitación mediante subasta electrónica, donde prima el importe económico

12 de noviembre de 2013 (21:58 CET)

El Ayuntamiento de Barcelona ha conseguido un muy buen precio en el contrato que ha adjudicado para el mantenimiento de los semáforos de la ciudad. Tal vez demasiado bueno. CCOO ha presentado una denuncia en el Òrgan Administratiu de Recursos Contractuals de Catalunya (OARCC) --organismo encargado de velar por los conflictos en la contratación pública-- contra una de las compañías ganadoras porque considera que su ofertas es temeraria.

El Consistorio licitó el mantenimiento de este servicio mediante una subasta virtual. De esta forma, primaba por encima de los requisitos técnicos el precio de la concesión. El segundo lote, el denunciado, tenía un valor en un primer momento de 5,1 millones de euros por dos años. Durante el proceso de adjudicación, las ofertas que llegaron fueron de 3,5 millones, 2,2 millones y así sucesivamente hasta llegar a la más baja (y por tanto) ganadora de la compañía Teva por 2,06 millones de euros.

Denuncia

En su escrito, CCOO denuncia que ese importe apenas da para pagar las nóminas de los empleados y, por tanto, concluye que se trata de una oferta temeraria. Además, apunta que el pliego de condiciones no recoge la subrogación de los trabajadores, requisito que está estipulado en el convenio colectivo.

El primer lote también se ha adjudicado con una rebaja sustancial. La ganadora fue la firma Etra, que ya realizaba el servicio, y que logró el contrato valorado incialmente en 6 millones por 3,2.

CCOO, además, indica que existe una falta de coherència en las puntuaciones otorgadas a las ofertas presentadas por las diferentes empresas que han participado en la licitación, puntuaciones que se contradicen con la valoración realizada por el comité de expertos elegido por el Ayuntamiento.

Oposición

La oposición municipal, por su parte, ya se ha posicionado en contra de la licitación. “Es muy raro que un servicio así se licite mediante una subasta virtual”, asegura la concejal del PSC, Assumpta Escarp, quien dice que con este método no se garantiza que el adjudicatario ofrezca el mejor servicio.

Fuentes de ERC apuntan que este método sólo se utiliza para adjudicar material fundible y no algo que pone en juego la calidad de la prestación. Por su parte, el edil del PP, Oscar Ramírez, añade que esta licitación también genera una falta de competencia. “El Consistorio disuadió a otras empresas con un precio elevado y finalmente lo ha entregado por mucho menos”, dice. Los grupos han indicado que votarán en contra de la concesión cuando se lleve a comisión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad