Barcelona estudia limitar la circulación de vehículos por matrícula en casos de alta contaminación

stop

Los expertos recomiendan limitar la entrada a la ciudad través de la regulación de semáforos y con el carril VAO

Imagen del cielo de Barcelona.  / ED

Barcelona, 17 de marzo de 2016 (20:40 CET)

Los expertos de la Mesa contra la Contaminación del Aire del Ayuntamiento de Barcelona han propuesto limitar la circulación de vehículos por el número de matrícula, par o impar, durante los episodios de alta contaminación en la ciudad.

La teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, ha anunciado esta tarde en rueda de prensa que la limitación de coches en función de si su matrícula es par o impar forma parte de las propuestas que el ayuntamiento estudiará para elaborar un protocolo y un marco normativo y operativo.

Semáforos y carril VAO

El consistorio barcelonés estudiará limitar la entrada a la ciudad través de la regulación de semáforos y con el carril VAO, para dar prioridad al transporte público.

Además, quiere regular el aparcamiento de los no residentes, la circulación de taxis vacíos, y prohibir la carga y descarga de las 07:00 a las 11:00 horas, que son las horas más contaminantes, todo ello cuando la ciudad se encuentre en un episodio de alta contaminación y el dióxido de nitrógeno en el aire supere el umbral de los 200 microgramos por metro cúbico (m³).

Los expertos han propuesto que si el umbral de las partículas contaminantes PM10 en suspensión supera los 80 microgramos por m³, la velocidad de las vías principales se reduzca a los 30 km/h, se rieguen las calles, los parques y las plazas no asfaltadas con agua freática y se prohíba el uso de pulverizantes en obras.

Alta contaminación entre dos y cuatro días al año

Janet Sanz ha asegurado que prevén que la elaboración del protocolo para situaciones que se acerquen o superen los límites establecidos por la Unión Europea de 200 microgramos por m³ cúbico de dióxido de nitrógeno se efectúe antes de final de año.

El experto en contaminación e investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Xavier Querol ha dicho que, además de un protocolo para episodios por alta contaminación, que suceden entre dos y cuatro días al año, la ciudad de Barcelona tiene que hacer cambios estructurales para evitarlos y ha asegurado que "habría que eliminar uno de cada tres coches como media para reducir en un 30 % las emisiones".

El director de Servicios de Movilidad, Adrià Gomila, ha sostenido que una de las propuestas podría ser la "bonificación o descuento" a los usuarios del transporte público en concordancia con las medidas de promoción del mismo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad