Botella da luz verde a convertir el edificio de Tío Pepe en una tienda Apple

stop

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madird permite transformar el histórico edificio de Puerta del Sol gracias a un Plan Especial para hacer viable las obras de adecuación

El edificio de Tio Pepe de Puerta del Sol está catalogado como Patrimonio Histórico de Madrid

29 de diciembre de 2011 (18:29 CET)

La primera Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid presidida por Ana Botella ha dado luz verde a la trasformación del edificio número uno de Puerta del Sol, coronado desde hace décadas por el histórico cartel de Tío Pepe, en una Apple Store. El Plan Especial aprobado por el Ejecutivo popular plantea reformar el inmueble del siglo XIX para dedicarlo a usos comerciales y oficinas vinculadas a la actividad.

"Es un eslabón más en el proceso de revitalización del centro, que contribuirá a incrementar los atractivos comerciales y turísticos de Madrid”, señala el Consistorio en un comunicado.

Tras la aprobación inicial por la Junta de Gobierno, se abre un periodo de información pública de un mes. En este tiempo se podrán presentar alegaciones al plan. Una vez analizadas, el Gobierno local incorporará las que considere pertinentes. Entonces se presentará al Pleno del Ayuntamiento de Madrid para su valoración final.

Recuperar la fachada original

La reforma del edificio contempla conservar la fachada actual y recuperar la composición original de los huecos y los materiales. También se sustituirán las carpinterías de las plantas baja y primera, que tendrán de nuevo una cubierta a dos aguas. Para adecuar el inmueble a la legislación vigente en materia de accesibilidad, seguridad y evacuación, se creará un solo núcleo de comunicación y uno nuevo de ascensores.

El edificio fue construido en el siglo XIX, tiene siete plantas sobre rasante y 6.066 metros cuadrados de superficie, sobre una parcela de 948 metros cuadrados situada en la zona este de la Puerta del Sol. Forma parte del catálogo de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid.

Anteriormente, estaban autorizados usos comerciales en planta baja y hoteleros en las restantes. Y es que albergó hasta hace cuatro años el antiguo Hotel París.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad