Botella 'liquida' la cúpula de Madrid Espacios y Congresos

stop

'CASO MADRID ARENA'

Ana Botella explica las medidas a adoptarpor el Ayuntamiento. EFE/Kote

21 de noviembre de 2012 (17:04 CET)

El caso Madrid Arena se ha llevado por delante la cúpula de la empresa pública Madrid Espacios y Congresos (Madridec). La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha anunciado el cese inmediato por "pérdida de confianza" del consejero delegado de la sociedad, José Rivero, y del director gerente, Jorge Rodrigo.

"Esta decisión se produce tras conocerse la existencia de un documento que se ha considerado relevante para examinar los antecedentes de la gestión de la empresa y que hasta ahora no se había puesto en conocimiento ni de la alcaldesa ni de la delegada, que ha coordinado la elaboración del informe interno", han explicado fuentes del consistorio. 

Preferencia con Diviertt

El documento al que hace referencia es el compromiso de fidelización firmado el pasado 21 de septiembre por la dirección de Madridec con la empresa Diviertt, por el que se establecían una serie de condiciones preferentes para la utilización del pabellón Madrid Arena en 2012 y 2013.

Estos privilegios “no suponen ninguna irregularidad", según fuentes del Ayuntamiento. Desde el consistorio presidido por Botella explican que hay otros acuedos parecidos "con distintas empresas desde hace años, como una fórmula para asegurar la contratación frecuente de las instalaciones". El pacto del 21 de septiembre suponía la renovación del compromiso que mantenía el Ayuntamiento de Madrid y Divertt desde 2008.

Investigación en curso

Botella ha reiterado, a través de un comunicado, el "compromiso" del consistorio para que la investigación siga su curso hasta que "se sepa absolutamente toda la verdad sobre lo que ocurrió en el Madrid Arena". Afirma que no permitirá que nadue mienta "u oculte información".

Los nuevos ceses se unen a la dimisión presentada por Pedro Calvo el pasado 13 de noviembre tras conocerse que estaba imputado por el juez instructor del caso Madrid Arena.

Más papeles

El propietario de Diviertt, Miguel Ángel Flores, acudió este martes al juzgado para declarar sobre los hechos acaecidos la noche del 31 de octubre. Flores se exculpó de todo y cargó contra el Ayuntamiento por no controlar a los miles de jóvenes que estaban haciendo botellón a las afueras del pabellón.

Además, el empresario aseguró en su declaración que mandó imprimir 17.500 tickets. En esta cifra no se contabilizan las entradas vendidas a través de Internet. Eso sí, el propietario de Diviertt le dijo al juez que solo vendió 9.600 pases y que retiró el resto. Lo que no pudo explicar es porque teniendo el Madrid Arena un aforo de 10.000 personas, mandó imprimir muchas más.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad