La cara oculta del empresario que organizó el Madrid Arena

stop

COMPARECENCIA

Ana Botella, junto al vicealcalde Villanueva. EFE

08 de noviembre de 2012 (13:34 CET)

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha admitido que la empresa Diviertt, organizadora del evento de la trágica noche en el Madrid Arena, sobrepasó el aforo permitido por lo que el Ayuntamiento de Madrid tomará acciones legales contra el empresario Miguel Ángel Flores.

Botella ha asegurado que tras las primeras investigaciones el aforo permitido fue superado. No ha dado cifras exactas, pero algunas fuentes policiales aseguran que podría haber llegado a más del doble, más de 20.000 personas.

Investigación profunda

La mujer del ex presidente Aznar ha explicado en rueda de prensa que el Ayuntamiento va a depurar responsabilidades. Para ello, ha abierto una investigación profunda sobre los hechos acaecidos la pasada noche del 31 de octubre en la que fallecieron cuatro chicas. El objetivo es saber si hubo algún tipo de negligencia.

Además, ha evitado asumir cualquiera responsabilidad hasta el momento basándose en el "principio de la presunción de inocencia". "Si de la investigación se determina responsabilidad tendrá unas consecuencias", ha prometido. Sin embargo, ha reclamado que no se hagan afirmaciones "que no estén probadas".

No dimite

La alcaldesa ha asegurado con rotundidad que no va a dimitir. Con un gesto visiblemente cansado, Botella ha querido quitar hierro al asunto sobre el viaje privado a Portugal, información adelantada por Economía Digital.

“No he dejado de trabajar en los sucesos del Madrid Arena, ni un sólo minuto. Todos me vieron cuando fui a ver a las víctimas. Estuve trabajando en el despacho el viernes con el informe de lo que había sucedido. El resto pertenece a mi vida privada”, ha sentenciado.

Cierre preventivo

Botella también ha anunciado el cierre preventivo de dos edificios propiedad del ayuntamiento como son el Palacio Municipal de Congresos y el Palacio de Cristal. Según un informe del consistorio, estos edificios hoy “no son seguros” y permanecerán cerrados hasta que finalicen las obras para acondicionarlos.

La alcaldesa insiste en que ningún recinto público del ayuntamiento albergará eventos como el del Madrid Arena.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad