Catalunya pide a Madrid un rescate de 5.023 millones de euros

stop

EMERGENCIA ECONÓMICA

Artur Mas en la Generalitat

28 de agosto de 2012 (14:16 CET)

Catalunya oficializa el rescate. El Consell de Govern de la Generaliat ha acordado adherirse al fondo autonómico y pedir 5.023 millones de euros para cubrir los vencimientos de otoño, que se elevan hasta los 5.075 millones. Los recursos propios del gobierno catalán son insuficientes para asumir esos compromisos.

La vicepresidenta de Catalunya, Joana Ortega, avanzó la semana pasada que el Ejecutivo de Artur Mas pediría la ayuda al regresar de las vacaciones. El portavoz del Ejecutivo autonómico, Francesc Homs, ha alertado este martes de que no aceptarán “condiciones políticas” porque la Generalitat está solicitando “el dinero de los propios catalanes”. “Por lo tanto, algo que ya es nuestro”, ha abundado.

Sin embargo, entre las exigencias que la administración central ya ha planteado a las autonomías que pidan ayuda figura la presentación trimestral de las cuentas, con un proceso reglado que puede acabar en la intervención, con todas las letras, es decir, la pérdida de poder político y que, en última instancia, debería aprobar el Senado por mayoría absoluta.

Para llegar hasta aquí, hasta la petición de recursos al fondo de liquidez, hay que retroceder brevemente en el tiempo.

¿Cómo llega la Generalitat a la insolvencia?

Abril de 2010. El anterior conseller de Economía, Antoni Castells, viaja a Japón. Durante el primer trimestre de aquel año sus colaboradores colocan deuda de la Generalitat con cierta facilidad, en Londres, Fráncfurt y París. En Japón las cosas van bien. Pero a su llegada a Barcelona, Castells comprueba que la colocación en el mercado japonés no se concreta. El rescate a Grecia rompe todas las previsiones.

Desde entonces, los mercados no quieren deuda autonómica. Se adjudican partidas menores. España comienza en ese momento a tener un problema muy serio. La fórmula de hispabonos también la plantea Castells a la ministra de Economía de entonces, Elena Salgado, con resultados 'perfectamente descriptibles' una expresión que suele utilizar el propio Castells.

Consulta soberanista

Una vez concretada la petición de auxilio económico, el presidente catalán, Artur Mas, se encuentra en una situación muy delicada. Fuentes de CiU entienden que no le quedarará otra alternativa que la de adelantar las elecciones catalanas, y plantear un salto cualitativo: una consulta sobre la soberanía de Catalunya, una Hacienda propia, o una, incluso, declaración de independencia que fuera secundada en el Parlament por una posible mayoría nacionalista.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad