CDC respalda a Oriol Pujol en los juzgados de BCN

stop

El ex secretario general declara este martes sobre su participación en el 'caso ITV'

Oriol Pujol cuando declaró ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya / EFE

16 de abril de 2013 (12:53 CET)

Oriol Pujol ha acudido a declarar este martes ante el juez para dar explicaciones sobre su participación el caso ITV. El diputado convergente, imputado en la causa por un presunto delito de tráfico de influencias, ha llegado puntual con su cita en la Audiencia Provincial de Barcelona, donde la expectación de los medios de comunicación era grande. Desde las 10.15 horas de la mañana declara ante el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, Enric Anglada. Fuentes jurídicas aseguran que la comparecencia se prolongará unas horas más. 

El ex secretario general de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) no ha rehuido las cámaras, tal y como hizo su compañero de partido Xavier Crespo, también imputado, en su declaración hace unas semanas por presuntas vinculaciones con la mafia rusa. Al contrario. Pujol ha llegado acompañado de varios miembros destacados de su partido, entre ellos Lluís Corominas y Josep Rull, sucesores momentáneos en las labores al frente de CDC. También, el abogado de Pujol, Javier Melero.

Gritos contra Pujol

La comitiva ha sido increpada por algunos ciudadanos a las puertas del Palau de la Justícia. No obstante, los varios Mossos d'Esquadra desplegados por los alrededores no han tenido que realizar ninguna acción de protección al hijo del ex presidente Jordi Pujol. "Pujol, dimisión" o "Pujol, pasa la ITV", han sido algunos de los gritos.

Pese a estos lances, el ex secretario general de CDC comparecerá ante los medios tras el interrogatorios judicial. El diputado convergente realizará declaraciones ante los medios en una zona habilitada para la ocasión.

Declaración


Pujol declara ante el juez para dar explicaciones sobre sus vinculación en la presunta trama corrupta. En concreto, el hijo del ex presidente de la Generalitat presuntamente se habría lucrado de forma personal en la reconversión industrial de tres compañías que dejaron Catalunya: Sony, Yamaha y Sharp. También habría mediado en colocar a personas de su confianza en cargos públicos con el objetivo de replantear el mapa de las inspecciones técnicas de vehículos para lograr adjudicaciones fraudulentas favorables a un grupo de empresarios.

Según el escrito del TSJC, existen indicios de que Oriol Pujol buscaba también un beneficio económico propio ya que junto a dichos empresarios formaría participaría en la sociedad Upprime, que debía resultar favorecida con la remodelación de las concesiones de ITV. El TSJC asegura en su auto de imputación que el diputado "coordinaba, dirigía y daba el necesario apoyo desde una vertiente política al resto de implicados".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad