Cifuentes echa de menos los pisos protegidos que González vendió a Goldman Sachs

stop

El gobierno madrileño negocia con las entidades financieras la cesión de viviendas para atender la alta demanda de personas con especial necesidad

Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid.

Madrid, 16 de marzo de 2016 (01:00 CET)

Tres años después de que el anterior gobierno de la Comunidad de Madrid, presidido por Ignacio González, vendiera al fondo estadounidense Goldman Sachs casi 3.000 viviendas protegidas en alquiler, por 201 millones de euros, el Ejecutivo, ahora presidido, por Cristina Cifuentes, ha caído en la cuenta de que no cuenta con viviendas suficientes para atender a la alta demanda de familias incluidas en el grupo de especial necesidad, sin ingresos ni recursos para hacer frente a un alquiler.

Para paliar el problema que representan las 3.400 solicitudes de demanda incluidas en este cupo, la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, a través de la Agencia de Vivienda Social, ha iniciado conversaciones con algunas entidades financieras para ver la posibilidad de que puedan ceder parte de las viviendas que tienen en stock.

Filtrar todas las solicitudes de especial necesidad

"Es un tema muy incipiente y todavía hay que atar muchos cabos", comenta un portavoz de la Consejería. "Nosotros, en este caso, haríamos únicamente de intermediarios", subraya.

No obstante, desde la propia Consejería, se subraya el hecho de que la urgencia es relativa, ya que muchos de los que se incluyen en esas 3.400 solicitudes no cuentan con todos los requisitos para ser incluidos dentro de la categoría de especial necesidad. "Al final, quizás no haya más de 500", apuntan.

Primeras reuniones

En las primeras reuniones mantenidas, lo que la Agencia de Vivienda Social ha pedido a los bancos (Caixabank y Bankia, entre ellos), un listado de los pisos que estarían dispuestos a ceder, para, a partir de ahí, ver si están en condiciones de ser habitados de manera inmediata y, también, si se localizan en las zonas donde se concentran las mayores solicitudes de estas familias con especial necesidad.

A partir de ahí, habría que llegar a un acuerdo en el precio de la cesión. La fórmula estaría en línea con los acuerdos que la Sareb, el banco malo, viene firmando con Comunidades Autónomas  y Ayuntamientos.

Fórmula de cesión, similiar a la de Sareb

Cesiones de las viviendas por un periodo de cuatro años, mediante las que los organismos públicos que reciben las viviendas  se hacen cargo de la gestión de los inmuebles cedidos, así como su mantenimiento ordinario. En contrapartida, Sareb percibe una contraprestación fija mensual para hacer  frente a los gastos de seguros, comunidad y reparaciones extraordinarias.

En principio, el Parque de Vivienda de Emergencia Social puesto en marcha por Cifuentes, en cumplimiento de los acuerdos de gobierno pactados con Ciudadanos, contaba con 300 viviendas para atender situaciones extremas, como desahucios o violencia de género, pero las solicitudes están siendo muy superiores.

5 millones para acondicionar 270 pisos

Durante 2015, la Comunidad de Madrid entregó 691 viviendas a familias en situación de especial necesidad. De ellas, 333 viviendas, adscritas al Parque de Viviendas de la Agencia Social, requirieron algún tipo de reparación antes de ser entregada en buenas condiciones.

Al margen de las viviendas que puedan ser cedidas por las entidades financieras, la Comunidad de Madrid confía en acondicionar unas 270 viviendas con los algo más de 5 millones de euros destinados a este fin en los presupuestos del presente ejercicio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad