CiU y PP se reparten la Diputación de Barcelona 

stop

ELECCIONES MUNICIPALES

De izquierda a derecha: Josep Rull, Mercè Conesa y Salvador Esteve

10 de junio de 2011 (11:31 CET)

Por primera vez en los 32 años de democracia la Diputación de Barcelona estará gobernada por CiU. La federación nacionalista ha llegado a un acuerdo con el PP para tomar las riendas de la institución, que hasta la fecha había sido un feudo socialista. El presidente será convergente y ya hay tres nombres encima de la mesa. El que más fuerza toma es el actual presidente de la Associació Catalana de Municipis, Salvador Esteve, que también es alcalde de Martorell. Junto a él aparecen dos ediles que salieron reforzados de los comicios del 22 de mayo: la alcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa, y el líder del partido en Terrassa, Josep Rull.

En cuanto a los populares, controlarán la primera y la tercera vicepresidencia: Territorio y Promoción Económica, respectivamente. Así, la segunda y la cuarta (Cultura y Conocimiento y el apartado de Política Social) también quedarán en manos de la federación nacionalista. En el acuerdo al que han llegado los dos partidos dejan que el PSC se ponga enfrente de la quinta vicepresidencia, si lo aceptan.

De esta forma fracasa el pacto entre caballeros que tras la sangría de concejales socialistas en el cinturón rojo del 22M intentó el presidente en funciones de la institución, Antoni Fogué. Tal como avanzó Economía Digital, el intento del PSC para repartirse la Diputación con CiU no ha llegado a buen puerto. De hecho, CiU da a los socialistas lo mismo que habían recibido ellos en todas las elecciones locales anteriores: la quinta vicepresidencia. Una área que había controlado el actual conseller de Territori i Sostenibilitat, Lluís Recoder, y que desde enero estaba gestionada por Mercè Conesa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad