El consejo del Área Metropolitana de Barcelona de este martes se ha desarrollado en formato digital como se aprecia en la imagen. /ED

Ada Colau empuja al Área Metropolitana de Barcelona a una deuda de 138 millones

stop

Colau prevé endeudar el Área Metropolitana de Barcelona con 100 nuevos millones de euros para tirar adelante sus proyectos ambientales

Josep Maria Casas

Economía Digital

El consejo del Área Metropolitana de Barcelona de este martes se ha desarrollado en formato digital como se aprecia en la imagen. /ED

Barcelona, 10 de noviembre de 2020 (17:58 CET)

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) que preside Ada Colau prevé cerrar el próximo 2021 con una “deuda viva” de 138 millones de euros según los datos expuestos este martes durante la sesión de aprobación inicial de los presupuestos.

Al cierre del ejercicio de 2019, la “deuda viva” del AMB era de 32,6 millones de euros. Previsiblemente, alcanzará los 138 millones de euros el próximo año a causa de una operación crediticia para financiar proyectos metropolitanos.

Según la memoria del proyecto de presupuestos, se prevé formalizar una “nueva operación de endeudamiento a largo plazo”, con una “hipótesis de vencimiento” en 2032, por un importe máximo 110 millones de euros.

Estos fondos se destinarán a financiar el nuevo Plan de Sostenibilidad Ambiental (PSA), uno de los proyectos estrella del gobierno metropolitano de Colau.

El consejo del AMB aprobó inicialmente este martes un presupuesto para el próximo 2021 de 875 millones de euros, casi un 6% de incremento respecto a los 826 millones del presente ejercicio. Los gastos de personal se han disparado en un 53,6% desde que Colau llegó a la presidencia del AMB en 2015.

Si se suman los presupuestos de empresas y organismos públicos, el presupuesto consolidado del próximo año superará los 2.120 millones de euros.

La tramitación de las cuentas tiró adelante con el voto a favor de los socios del gobierno metropolitano (Comuns, PSC, ERC y JxCat) y la abstención del resto de grupos (Ciudadanos, PP y formaciones locales). Después del plazo de alegaciones, tanto los presupuestos como el crédito de 110 millones de euros se someterá a votación para su aprobación definitiva en el pleno del próximo 24 de noviembre.

Reproches por los polémicos contratos menores

Pese a tratarse de un pleno monográfico sobre las cuentas, algunos grupos sacaron a colación el informe de la Sindicatura de Cuentas de Cataluña que pone al descubierto centenares de irregularidades en los contratos menores formalizados en el ejercicio de 2016, el primero de Colau como presidenta de la AMB.

Miguel Jurado, del PP, apuntó que le preocupa el “despedazamiento” de la contratación menor detectada por la Sindicatura de Cuentas y reclamó que se publiquen todos los contratos en el portal de transparencia de la institución.

Incluso desde la formación local Guanyem Badalona se reclamó al ejecutivo metropolitano un “ejercicio de buen gobierno y transparencia para disipar desconfianzas”.

Marilén Barceló, de Cs, reservó sus preguntas sobre la polémica política de contratación para el pleno ordinario del próximo 24 de noviembre.

Por parte del gobierno, Antonio Balmón, vicepresidente ejecutivo de la AMB, indicó que ha dado “instrucciones” para que todo el mundo pueda consultar los contratos menores. Añadió que estas polémicas son “recurrentes” en todas las administraciones públicas. Y aseguró que no se trata de “irregularidades como se ha comentado”.

Sobre el proyecto de cuentas metropolitanas para le próximo año, Barceló (Cs) reclamó unos presupuestos que impliquen una menor presión fiscal para los ciudadanos. Hizo hincapié en la necesidad de rebajar la tasa metropolitana y la de residuos.

Por su parte, Eva Parera (Barcelona pel canvi) apuntó que las previsiones de ingresos son poco realistas. Y Miguel Jurado (PP) reclamó medidas en favor del tejido empresarial. Señaló que las tasas que se aplican “castigan de forma ilógica” a las empresas.

El proyecto de presupuestos mantiene los incrementos registrados en los últimos años en las tasas de residuos (con la que esperan recaudar 125 millones de euros) y la metropolitana (otros 127 millones).

Aunque no los han incrementado, las formaciones de la oposición recordaron que los ciudadanos esperaban un recorte, especialmente en una situación de crisis como la actual. Las organizaciones empresariales también se pronunciaron con anterioridad por una rebaja en las tasas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad