Ada Colau, en un pleno municipal. /EFE/Marta Pérez

Colau bloquea la renovación de Fira de Barcelona con la excusa del 155

stop

Colau incumple el artículo de los estatutos de Fira de Barcelona que obligan a convocar dos consejos generales anuales

Barcelona, 15 de febrero de 2018 (04:55 CET)

La alcaldesa Ada Colau no convocará el consejo general de Fira de Barcelona, que ella misma preside, mientras esté en vigor el artículo 155. Así lo confirmó su primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, en la última comisión municipal de economía. El Ayuntamiento no tiene ninguna prisa para renovar la principal institución económica barcelonesa. Ni siquiera convocó el consejo general previsto para diciembre, tal como marcan los estatutos de Fira.  

El consejo general tiene pendiente el nombramiento del sustituto de José Luis Bonet como presidente de su consejo de administración. Su mandato ha caducado. No se le renovó en la reunión del consejo general del pasado julio –porque entonces Colau vetó al candidato propuesto por la Cambra de Comerç– y ya no se convocó la reunión prevista para diciembre. La alcaldesa se escudó para ello en la aplicación del artículo 155.

En la comisión de economía, el concejal popular Xavier Mulleras advirtió que la alcaldesa Colau está incumpliendo los estatutos de Fira. Recalcó que con el artículo 155 se restableció la legalidad en Cataluña y que el gobierno municipal no puede incumplir las leyes o normativas “cuando políticamente le convenga”.

El PP carga contra Ada Colau por incumplir los estatutos de Fira “cuando le convenga”

Pisarello dijo que han priorizado el primer artículo de los estatutos, en el que se hace referencia a la personalidad jurídica “independiente” de la Fira respecto a las tres instituciones que la integran: Ayuntamiento, Generalitat y Cambra de Comerç.

El teniente de alcalde dijo que tenían la intención de convocar el consejo general “cuando tocaba”, en diciembre pasado, pero que lo abortaron por la “situación política” que desembocó en la aplicación del artículo 155 y en la convocatoria de elecciones. Añadió que era “temerario” convocar el consejo en medio de este debate político. Prefieren esperar a que se constituya el nuevo gobierno de la Generalitat.

Sin embargo, Pisarello no se refirió al artículo nueve, que establece que el consejo general de Fira debe reunirse “preceptivamente” al menos dos veces al año. Sólo lo hizo en una única ocasión en 2017.

Mulleras le reprochó que incumplan con los estatutos de Fira y que sigan bloqueando la renovación de esta institución. Insistió en que la aplicación del 155 no justifica que no convoquen el consejo general de Fira tal como marcan los estatutos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad